Archivo

Polémica por conveniencia de convertir en ley el TLC sin modificaciones del Partido Demócrata

Algunos juristas consideraron que la iniciativa debe pasar rápido a la sanción presidencial, pero otros afirmaron que lo mejor es que el Presidente espere hasta que se conozcan los cambios.

16 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La discusión sobre el futuro de esta iniciativa quedó planeada durante un comité realizado el viernes pasado en la Cámara Colombo Americana para analizar los temas institucionales del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

Los empresarios y abogados que participaron en la reunión presentaron distintas posiciones al respecto, fundamentados en que todavía no se conocen los cambios que busca introducir el Partido Demócrata de E.U.

Las razones de quienes consideran que la sanción presidencial debe ser rápida apuntan a que, por ser un tema tan notorio y visible, no estaría bien visto que el presidente Uribe demorara su aprobación.

A esto se suma el hecho de que el Gobierno ha señalado que
parte de su estrategia consiste en cumplir con la aprobación de la Ley del TLC, para garantizar la prórroga de las preferencias del Atpdea, que vencen el 30 de junio.

Con cambios habría que repetir proceso de aprobación

En el otro lado están las propuestas de algunos abogados como José Manuel Álvarez, quien señaló que si el Presidente sanciona el TLC, tiene que enviarlo obligatoriamente a la Corte en máximo seis días hábiles para la revisión constitucional, y en el momento en que lleguen los cambios que ha planteado el partido demócrata, nuevamente tendría que iniciar un proceso para hacer las modificaciones a la Ley a través de un protocolo.

"Esto genera un desgaste innecesario, y en este sentido sería mejor esperar la sanción presidencial hasta que se conozcan los cambios, para incorporarlos y que la Corte Constitucional revise una sola ley", explicó Álvarez.

El ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, consideró por su parte que en el país el TLC debe seguir su curso y que cuando lleguen los cambios de los demócratas, estos se analizarán para ver cómo se incorporan dentro de la legislación colombiana.

En el Gobierno, incluso, no gusta mucho la idea de demorar la sanción presidencial, pues consideran que este es el mismo argumento que ha esgrimido la oposición para bloquear en el Congreso esta iniciativa.

Incluso, aunque el Partido Liberal anunció su apoyo al gobierno en el tema del TLC, el director de esa colectividad, César Gaviria Trujillo, había dicho que lo mejor sería dar un compás de espera para conocer los cambios impuestos por el legislativo de Estados Unidos antes de aprobarlo totalmente en el Congreso colombiano.

En lo que coincidieron los juristas que abordaron el viernes pasado el tema es en el hecho de que la introducción de los cambios no tendrá un proceso traumático porque dentro de la legislación está contemplado el tema.

"Otros tratados internacionales como los de la Organización Mundial del Comercio o el de la Comunidad Andina han tenido cambios y estos se han hecho a través de protocolos modificatorios", dijo Álvarez.

Incluso, quienes defienden esta tesis aseguran que el paso del tratado con los protocolos modificatorios generaría menos tensiones en el Congreso y la Corte, porque buena parte de los cambios son benéficos para el país.

Otro tema de discusión tiene que ver con la apreciación que la Corte Constitucional tenga de la iniciativa que está próxima a recibir: si la aprobada de manera definitiva el viernes pasado en su último debate en la plenaria del Senado, o la que incluye modificaciones.

"El tratado como está debe pasar a la Corte y allí se debe revisar a la luz de la Constitución y si luego hay un protocolo modificatorio, se pasa nuevamente", dijo uno de los jursitas que contrató el Gobierno para el proceso de implementación del tratado.

Por ahora, será el presidente Álvaro Uribe quien definirá si sanciona la ley antes de que termine julio, para que pase a examen constitucional, a más tardar a comienzos de agosto.

La forma aún no se define

Los cambios de fondo que se planteen al TLC con Estados Unidos determinarán la forma como se introducirán en el acuerdo, aseguró el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata.

Según el funcionario, una vez se conozcan los cambios propuestos por los demócratas, estos serán analizados por el gobierno colombiano para determinar cuál es la mejor forma de incorporarlos dentro del TLC.

Y aunque Perú comenzó la semana pasada a revisar los cambios específicos planteados a su tratado, al parecer este proceso estaría tomando más del tiempo previsto.

EDILMA PEREIRA
REDACCIÓN ECONÓMICA