Archivo

Ex cabecilla de las autodefensas dice que pagó a revista Semana por artículo

También declaró en contra del del ex jefe de inteligencia del Das, Rafael García.

15 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Por primera vez, desde que comenzaron las declaraciones de los jefes paramilitares acogidos a la Ley de Justicia y Paz, un medio de comunicación es relacionado como supuestamente beneficiario o favorecedor de estos grupos al margen de la ley.

En la declaración vespertina de ayer el llamado jefe financiero del bloque Resistencia Tayrona de las Autodefensas, Nodier Giraldo Giraldo, le dijo a la fiscal Zeneida López, ante quien rinde la diligencia, que esta organización le pagó  a la revista Semana 63 millones de pesos para que le dedicaran la portada y el artículo central de la publicación a Hernán Giraldo Serna, jefe máximo de ese frente.

Según Giraldo, la edición paga correspondió  a la del 30 de enero del 2006, que trajo el título de 'El señor de la Sierra', en alusión a Giraldo.

"Eso ocurrió  días previos a la desmovilización, quisimos hacer una publicación nacional para tratar de ofrecer una buena imagen, algo más favorable ante la opinión pública", le dijo Nodier Giraldo al fiscal.

Luego en diálogo con periodistas el cabecilla financiero declaró  que él envió  a Bogotá a José Helbert Albarracín, alias 'El Canoso', uno de los jefes políticos del grupo, para que contactara a gente de la revista.

"Giré el dinero que me pidió , y al día siguiente los periodistas estaban en la Sierra realizando su trabajo. No sé a quién le dio la plata, eso lo podrá revelar 'El Canoso' cuando le corresponda su declaración", agregó  Giraldo.

Nodier Giraldo Giraldo dijo también que le entregó  30 millones de pesos al entonces jefe de inteligencia del DAS, Rafael García para que le borrara los antecedentes penales e incluso la identificación.

"Estuve en su casa en Bogotá y le di inicialmente 12 millones, luego le entregué 18 millones más. Todo esto fue a espaldas de su jefe Jorge Noguera", explicó.

Agregó  que el trabajo no tuvo los efectos que deseaba.

BARRANQUILLA