Archivo

Sociólogo explica causas de la extinción de oficios y su impacto en la cultura de Villavicencio

Más allá del avance de la tecnología, para el profesor e investigador social Miguel Ángel Venegas, la extinción de ocupaciones en una comunidad tiene varias causas.

15 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Una de ellas, afirma el sociólogo, es que la vida aldeana que tenía Villavicencio hace unos años ha desaparecido producto del crecimiento de la ciudad.

"Eso genera que sujetos sociales como el sacerdote, el juez o el profesor ya no sean los protagonistas y sean reemplazados por muchos otros que buscan su propio reconocimiento. Desde el ascensorista hasta el conductor de bus o el vendedor de minutos a celular", explica.

Producto de ello, argumenta Venegas, Villavicencio afrontó una consolidación institucional en la que una sola persona no ostenta el poder sino que tiene prevalencia un empresario, un gremio o el representante de una comunidad.

Sostiene que la legitimación de la educación en los oficios también dio al traste con aquellos que no eran validados por un título. "Hace 10 años se calculaba que en Colombia había unas 6 mil ocupaciones técnicas y profesionales, hoy hay entre 50 y 60 mil. Hoy todos quieren tener un diploma al menos por prestigio", dice.

El investigador dice que la incorporación de la ciencia y la tecnología ha sido también un golpe a estas labores artesanales porque ya no se requieren tantas personas para realizar una función.

"Las profesiones de más peso son las que tienen que ver con la ciencia y la tecnología, de tal forma que aquellos oficios ligados con actividades sencillas o manuales son las de mano de obras más económica. Esto, que sucede generalmente en el campo, provoca el éxodo hacia la urbanización del país", sostiene.

Para Venegas, este es el principal argumento para decir que el trabajo de Llano, del cual hoy nos enorgullecemos, también podría pasar a un segundo plano en las fincas modernas del futuro. "Por esto es que han perdido importancia las labores ligadas con el sector primario de la economía", afirma.

Indicó que las nuevas generaciones deben pensar en buscar valor agregado a sus oficios y que la única forma es la capacitación frente a las nuevas tecnologías y tendencias.