Archivo

Tres miembros de una misma familia murieron, al parecer, intoxicados por inhalar gas tóxico

Las víctimas fueron identificadas como Luz Magnolia Moreno, de 40 años, Angie Juliette Mora Moreno, de 13 años y Lina Geraldine Mancera Mora, de 11 años.

15 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El caso fue conocido por la Policía Metropolitana a las 9:50 p.m., ayer jueves en la carrera 91 N° 41-15 sur, en el barrio Brisas.

Las autoridades investigan las causas del fallecimiento de esta madre y sus dos hijas, y tratan de establecer si se presentó un accidente domiciliario relacionado con la inhalación de alguna clase de gas tóxico concentrado en la vivienda.

Sin embargo, Maria Lucía Lloreda, gerente de Relaciones Externas de la empresa Gas Natural, indicó que "técnicos de la empresa se hicieron presentes en el lugar y adelantaron pruebas por solicitud de la Fiscalía. Se comprobó que no hubo ninguna fuga en la instalación de gas de esa vivienda".

La funcionaria explicó que "nadie se muere por la inhalación de gas natural, pero la combustión de algunos elementos sí puede generar gases tóxicos que son peligrosos".

Un caso similar ocurrió en Ciudad Bolívar

Este es el segundo caso que se registra en la capital en los últimos dos meses. El pasado 8 de abril, seis miembros de una misma familia fallecieron también en su residencia, ubicada en la localidad de Ciudad Bolívar, sur de Bogotá, como consecuencia de la inhalación de gases tóxicos.

Las víctimas fueron identificadas como José Antonio Sánchez Pineda (de 35 años), su esposa Marlene López de 32 (natural de Yacopí, Cundinamarca), sus hijas Yesika, Érika y Karen (con edades entre 9 y 15 años) y su sobrino Andrés Rodríguez, de 11 años. 

Todo comenzó cuando una de las niñas decidió preparar un peto (sopa dulce de maíz), el Viernes Santo en horas de la noche.
Las autoridades determinaron que durante el proceso de preparación el alimento se quemó, concentrando grandes cantidades de monóxido de carbono en la vivienda, que además presentaba problemas de ventilación.

La presencia de este elemento causó la intoxicación  de sus ocupantes, quienes en ese momento se encontraban dormidos.