Archivo

El Nuevo Herald publicó video de Álvaro Uribe de 2001 en el que aparece jefe paramilitar

La Presidencia respondió que el mandatario no puede dar explicaciones por cada una de los millones de fotos y videos que se grabaron durante su campaña.

14 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El video fue grabado el 31 de octubre de 2001 en Puerto Berrío (Antioquia) durante la campaña presidencial de Uribe.

En la grabación aparece también Frenio Sánchez Carreño, quien fue identificado como el jefe paramilitar 'Esteban', miembro de las Auc.

'El Nuevo Herald', de Miami, aclaró, sin embargo, que del video no se puede inferir que el entonces candidato tuviera conocimiento de que Sánchez fuera un jefe de las autodefensas.

A raíz de la divulgación del video, el abogado Daniel Kovalik del sindicato 'United Steel Workers' solicitó a la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleeza Rice que se investigue si los paramilitares infiltraron la primera campaña presidencial de Uribe.

''Es razonable pensar que Uribe debería saber que se estaba reuniendo con miembros de las AUC, incluyendo el comandante Esteban, dada su amplia notoriedad'', dijo Kovalik citado por 'El Nuevo Herald'. 

El siguiente es el texto de la respuesta del secretario de prensa de la Presidencia, César Mauricio Velásquez, y que fue publicado también en la edición digital de 'El Nuevo Herald', de Miami.

"El Presidente no hace comentarios ni da explicaciones sobre cada una de los millones de fotos y de horas de videos como esos a los que usted se refiere. En el 2001, siendo candidato, tuvo más de mil reuniones grandes y pequeñas, todas públicas, ninguna clandestina. Si alguien que haya participado en una reunión pública con el candidato o con el Presidente desarrolló -en cualquier tiempo- actividades clandestinas al servicio de las Farc, del Eln, de las Auc o de bandas del narcotráfico, será perseguido como cualquier otro criminal. Se persigue y se perseguirá al crimen, sea quien sea su autor.

"El candidato y el Presidente responden por su política contra el crimen, de ninguna manera por el comportamiento de cada uno de los miles de ciudadanos que participan en eventos públicos, propios de las campañas políticas.

"El Presidente no trata o no se refiere a la multitud de personas con las que tiene contacto por razón del ejercicio del liderazgo, con alias o seudónimos. Si usted tiene alguna acusación concreta contra el presidente por complicidad con criminales, le ruego denunciarla formalmente. De lo contrario, le ruego abstenerse de insinuaciones malévolas. Usted bien sabe que el Presidente no tiene nada que ver con las posibles actuaciones delincuenciales de las personas que por uno u otro motivo aparecen en las millones de fotografías y horas de video que se le han tomado en el curso de una vida pública de más de 33 años.

"El archivo fotográfico y de videos de la presidencia, de la Gobernación de Antioquia, del Senado y de la prensa, están a su disposición para que haga el absurdo ejercicio de creer que un líder conoce la vida íntima de cada una de las personas que estén en los registros de imagen''.