Archivo

Detienen en Madrid a sirio acusado por Estados Unidos de tráfico de armas para las Farc

Monzer Al Kassar está acusado de intentar traer a Colombia un barco lleno de armas para la guerrilla y los narcotraficantes.

08 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Con el anzuelo de venderle misiles tierra-aire a las Farc para atacar los helicópteros del Plan Colombia, la DEA atrapó a Al Kassar, el hombre que el Gobierno de E.U. considera uno de sus principales enemigos.

Ayer, en el aeropuerto de Barajas, en Madrid (España), Al Kassar, un multimillonario sirio de 61 años que aparece en decenas de expedientes por tráfico de armas desde los 70, fue detenido por las autoridades españolas. Simultáneamente, en Budapest (Hungría) fueron capturados Tareq-Mousa al Ghazi y Luis Felipe Moreno Godoy, sus socios.

Así se cerró un cerco que se tejió entre febrero del año pasado y mayo del 2007, cuando agentes federales se hicieron pasar por guerrilleros en busca de armas y entrenamiento.

El rastro de los Ochoa

El de las Farc no sería el primer negocio del sirio con ilegales colombianos. En Argentina y Chile, empresas de su propiedad fueron mencionadas en investigaciones sobre narcotráfico a finales de los 80 y principios de los 90.

El extraditado 'narco' Fabio Ochoa Vásquez habría sido el proveedor de la coca. Sin embargo, de esa y otras investigaciones en América y Europa logró salir avante.

Ahora las cosas podrían ser diferentes. En llamadas que fueron grabadas, mensajes electrónicos y citas monitoreadas, Al Kassar pactó -según la acusación que pesa sobre su cabeza y que le podría valer cadena perpetua- "vender a las Farc millones de dólares" en rifles, munición, cohetes antitanque y misiles tierra-aire.

El plano del barco en el que planeaba entrar el armamento a Colombia, las instrucciones de los misiles y los números de cuenta en España y Líbano en las que debían consignarse 400 mil dólares para cerrar el trato aparecen como pruebas en el expediente.

La operación tendría la misma fachada de otros grandes tráficos de armas para la misma guerrilla y los 'paras': documentación real de un tercer país para hacerla aparecer como legítima. En este caso, el país era Nicaragua.

Según el expediente, Al Kassar también prometió "toneladas" de C4 -un explosivo usado en demolición- y mercenarios del Líbano para enseñar a la guerrilla a aprovechar al máximo su poder destructor.

* Con información de Agencias.

Aparece en decenas de expedientes de tráfico de armas desde los años 70

Según la DEA, Al Kassar ofreció enviar un millar de mercenarios "a luchar junto a las Farc contra los militares de Estados Unidos en Colombia". El sirio se declaró inocente.

Multimillonario. Tiene propiedades en Suramérica, Europa y el Medio Oriente. Tenía empresas fachada y lavaba dinero con cuentas bancarias en países como Reino Unido, España, Siria, Irak, Polonia, Bulgaria y Rumania.

Traficante. Movía cargas de armas en Nicaragua, Bosnia, Somalia, Irán e Irak.Hoy dice que el negocio era legal y que las armas iban para Guatemala.

Contactos. Fue protegido de Augusto Pinochet en Chile y Carlos Ménem en Argentina.

Perseguido. E.U. lo tenía en su lista de los más buscados colaboradores de Hussein.

REDACCIÓN JUSTICIA