Archivo

Los medios favorecieron que sectores tengan imagen positiva del paramilitarismo, dice Gustavo Petro

El senador del Polo Democrático dijo que fue tergiversado en una entrevista que concedió al diario británico Finnancial Times.

07 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Petro precisó que no afirmó que haya medios en Colombia financiados por el paramilitarismo.

¿Qué fue lo que usted le dijo a Financial Times?

Lo que dice el texto en inglés, y lo que dice la periodista que yo dije algo así como que los medios de comunicación estuvieron financiados por el paramilitarismo, y entonces construyeron una imagen favorable al paramilitarismo. No es la traducción exacta, pero algo así es lo que ella escribió.

Lo que yo dije es que según las declaraciones de Salvatore  Mancuso, entre varias empresas privadas, Postobón y Bavaria, financiaron el paramilitarismo y lo problemático en relación a Postobón y Bavaria, es que son, o fueron propietarias de algunos medios de comunicación, con lo cual habría que preguntarse sino se construyó una matriz que permitió que una parte de la sociedad colombiana vea con buenos ojos las acciones paramilitares.

¿Lo que está usted está diciendo es que estos grupos sí patrocinaron a estos grupos y sus medios tuvieron que ver con el fenómeno del paramilitarismo? 

Lo primero lo dijo Mancuso, lo segundo es que son propietarios de medios de comunicación, y que por tanto, debe abrirse un debate sobre el tema de porqué la sociedad colombiana hoy, en una proporción importante según las encuestas, ve con buenos ojos la acción paramilitar. Allí hay un papel de medios de comunicación y hay un papel que tiene que ser examinado d empresarios, que al parecer, algunos de ellos, los más poderosos, terminaron siendo financiadotes de paramilitares.

O sea, los dueños de  esos medios dieron 'línea' a los medios para que en su información se llevara a la opinión pública por ese camino...

No dan línea, son propietarios, son los dueños.

¿El ser propietarios incidió en la información de los noticieros? 

Ese es un tema de investigación, pero con un hecho. El hecho consiste en que efectivamente al día de hoy una proporción muy grande de la sociedad colombiana, un 30 por ciento según la encuesta de Semana, ve con buenos ojos a los grupos paramilitares, ahí hay un  grave problema de información ciudadana, es el hecho.

¿Usted cree que el papel de esos medios ha sido fundamental en el condicionamiento a la opinión?

Si, yo si creo que ahí hay un problema de información, y por tanto de medios. La sociedad colombiana no logró tener durante estos 30 años toda la información suficiente de la extensión, la barbarie, y la profundidad de la violencia paramilitar. Por eso se forjó un sector de la sociedad, que aun hoy, a pesar de que ya muchas cosas han sido reveladas, mantienen una visión favorable al crimen contra la humanidad.

Esa es una acusación muy grave para la prensa y los medios.

Es que lo que ha pasado en Colombia es muy grave, y todos tenemos que hacer desde nuestros sectores la reevaluación de que fue lo que pasó en Colombia. No soy yo el que debería hacer la evaluación de medios de comunicación y violencia, pero los medios de comunicación deben empezar a hacer el reexamen  de que fue lo que paso, ocultarlo, o intentar decir como me dijeron esta mañana, que entonces estas tesis significa que los periodistas son paramilitares o cosas por el estilo, pues no es cierto. Lo que tiene que servir es que cada sector de la sociedad colombiana, incluido el empresarial, que hasta ahora no ha dicho nada en torno a estos 30 años de tragedia y de genocidio y de crimen contra la humanidad tiene que auto examinarse. Unos no lo habrán hecho, otros sí, pero las declaraciones de Mancuso sobre el empresariado multinacional y nacional implican un reexamen. Algunos de esos empresarios que él señaló y no estoy diciendo que sea verdad o mentira, son propietarios de medios de comunicación.

¿Los canales RCN y Caracol tienen responsabilidad de  aclarar algo?

Pues deben tener la responsabilidad, por lo menos, de reexaminar todo el historial informativo que hubo en estos años en torno al paramilitarismo y mirar si la información que  se suministró en el momento fue la adecuada  para que la sociedad colombiana comprendiera a que fenómeno se estaba enfrentando. El hecho que yo remarco es que hoy todos los colombianos nos damos cuenta de que un gran porcentaje de los colombianos aplauden la realización de crímenes contra la humanidad, con cualquier pretexto, pero lo aplauden y eso significa enferma, una sociedad que no creo que sea por maldad, sino que es  por desinformación que lo hacen.

Eso pone  a la prensa  en la picota pública porque son los periodistas los responsables de la información...

Y a  los empresarios, y al Ejército, ya la Policía y a los partidos políticos. Es que aquí la que tiene que mirarse a sí misma es toda la sociedad colombiana, y los medios de comunicación no son un sector aparte de la sociedad, pero no es un problema de los periodistas, que muchos inclusos, fueron asesinados por informar, sino que es un problema de algunos propietarios que empiezan a ser sindicados de ser financiadotes del paramilitarismo.

¿Lo que dice Mancuso de Bavaria y Postobón es creíble?

Hay que investigarlo, obviamente Postobón y Bavaria han dicho que no, pero todos han dicho que no, entonces en Colombia no existió el paramilitarismo. No se puede explicar, y hablo de mi propia convicción, no se puede explicar tamaño genocidio cometido en una sociedad durante tantos años sin el concurso de sectores muy poderosos del estado y de la sociedad, y eso es lo que pasó. 

Es justo señalar a los medios, que son los que han ayudado a destapar todo lo que ha pasado en los últimos años en Colombia, crímenes, masacres, etc...?

No, yo reconozco que muchos medios de comunicación, sobre todo escritos, han jugado importantísimo papel sobre todo en los últimos meses en Colombia revelando los sucesos de los que estamos hablando, pero es que aquí estamos hablando de 30 años, mucho más intensivamente en los últimos 15 años, entonces mi reflexión va  hacia como se informaba los hechos cometidos por los paramilitares durante estos 15 años, si con la misma dimensión que los cometidos por otros y si se daba  suficiente claridad sobre quienes cometían esos hechos, y eso es lo que en mi opinión, todos los medios de comunicación deberían hacer de aquí para atrás para reexaminar su papel en torno al conflicto armado y la violencia en Colombia hacia delante.

¿Lo que dice no es desconocer la deferencia con que lo han tratado los medios a usted como senador?

Hice una reflexión sobre lo que significaba la confesión de Mancuso sobre Postobón y Bavaria, eso quedó trascrito en un párrafo, sin embargo como fue mal publicado, porque no es exactamente lo que dije, pues ya se me vino todo el mundo encima y yo no puedo decir cosas contrarias a lo que pienso. Creo y vuelvo y lo repito que un gran sector de la sociedad colombiana aplaude el crimen contra la humanidad cometido por grupos paramilitares, se debe a un problema de información y no a un problema de maldad  de esta sociedad, y si hay un problema de información debe reexaminarse, e incluso auto criticarse, que era lo que yo debería esperar del papel que tuvieron los medios de comunicación en Colombia, de los cuales dos de sus propietarios han sido señalados de financiar grupos paramilitares, esa es la realidad que hoy tenemos.