Archivo

Reclusos de la cárcel de Chiquinquirá denuncian atropellos durante el traslado

Aseguran que les quemaron cobijas, sábanas, colchones y ropa, entre otros elementos personales, y les retuvieron los electrodomésticos.

07 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Según denuncias hechas a 'Boyacá 7 días', los guardias les dijeron a los 344 internos que se encontraban en la cárcel Normandía que recogieran lo que alcanzaran en cinco minutos porque salían trasladados.

"Lo único que mi pariente pudo llevar fue una cobija, una colchoneta y tres mudas de ropa. Los electrodomésticos se los decomisaron en el penal y ahora alegan que hasta que no se presenten las facturas de compra no se los devuelven", dijo la familiar de uno de los reclusos que fue trasladado para una cárcel de Boyacá y que pidió que no se publicaran sus nombres por seguridad.

La denunciante afirma que el día que fue a visitarlo al nuevo centro de reclusión lo encontró durmiendo en el piso y en un estado de salud regular. "Toda la ropa y pertenencias de ellos las arrumaron los guardias en el patio y les prendieron fuego", explicó la señora.

Con la denuncia coinciden varios familiares de los reclusos. Aseguran que cuando sus parientes regresen no tendrán colchones, sábanas ni cobijas para dormir. Añaden que los mismos guardias aseguran que todo lo que se quedó adentro, a excepción de los electrodomésticos, fue quemado el jueves y viernes pasado.

Al respecto, el mayor Carlos Mauricio Caicedo Monroy, director de la cárcel Normandía de Chiquinquirá, aseguró desconocer las quejas por parte de los familiares de los internos y señaló que nada de lo que se está diciendo es cierto. "Creo que lo que hay es un malentendido ya que cada uno de ellos llevó lo que creyó necesario. A ellos se les dio el tiempo necesario para recoger sus pertenencias", dijo.

El oficial, retirado, indicó que el humo que se presentó durante jueves y viernes dentro del penal se debió a la quema de mucha basura que quedó luego del trasteo de esas personas.

"Cada interno tenía entre dos y tres colchonetas y ellos no las podían llevar todas, así que nosotros las tenemos almacenadas en una bodega para entregárselas a su regreso", explicó Caicedo Monroy.

El Director del penal aseguró que en los próximos días serán regresados los internos esa cárcel y que los electrodomésticos se los pueden entregar a los familiares con una autorización escrita del reo.