Archivo

Liberación del 'Canciller' Rodrigo Granda es una apuesta arriesgada: Vicepresidente Santos

El vicepresidente Francisco Santos, dijo ayer en Cali que la Human Rights Watch es una organización no gubernamental que tiene derecho a estar en desacuerdo con todo.

06 de junio 2007 , 12:00 a.m.

"Los estados tienen la autonomía de buscar la mejor solución a los problemas. Esto se ha hecho con toda la transparencia y de cara a la comunidad internacional. Y ellos están en lo suyo y nosotros en lo nuestro", dijo el funcionario sobre las críticas entorno a la excarcelación de paramilitares y guerrilleros como una acción que debilita el estado de derecho.

Evaluó como positiva la liberación del 'Canciller' Rodrigo Granda por varias razones: Una porque como persona que no renuncia a las Farc tiene que seguir articulado al secretariado, que es como el poder ejecutivo de las Farc, y tiene que busca a partir de ahí un espacio.

Insistió en que se trata de una apuesta arriesgada que es a largo plazo. "Esperamos que las Farc entiendan que posibilidad de negociación hay, pues la política de seguridad democrática no es un fin sino un medio para llegar a la paz".

"De todas maneras se debe con seguir con ella (negociación), pero uno no puede esperar en temas como estos y frente a jugadas tan agresivas como esta, que de un momento a otro todo se aclare y quede bien y todo mundo actúe como uno quiere. A esto hay que darle tiempo para que produzca los resultados que nosotros esperamos", concluyó  el funcionario durante un encuentro con jóvenes en la Universidad San Buenaventura.

'Me someto a la justicia'

La versión libre que rindió ayer Freddy Rendón, alias 'El alemán', ante un fiscal de Justicia y Paz en la que el ex 'para' aseguró que jamás oyó  al vicepresidente Francisco Santos hablar del bloque Capital, no causó  sorpresa en el funcionario.

De acuerdo con Rendón, los temas que se trataron fueron los secuestrados y la fundación País Libre.

Dijo que "tomé una decisión y es la de someterme a la justicia. Que la justicia sea quien determine quién dice la verdad y quién no. En ese sentido sigo en lo mismo, en la misma actitud y la decisión después de las declaraciones del Salvatore Mancuso".

Agregó que "ellos (la justicia) tendrá que hacer las valoraciones y son quienes sobre las bases de las pruebas y evidencia tomarán las determinaciones. Será el Fiscal quien designe quién me investigará. El único respaldo que necesito es el de la justicia".

Se despidio diciendo que la admnistración de el ex alcalade Apolinar Salcedo fue una de las peores del país y que seguramente se encontraran 'cositas'.