Archivo

Santo Domingo es uno de los destinos favoritos del Caribe por sus hoteles, casinos y gastronomía

La capital de República Dominicana tiene una mezcla entre lo moderno y lo bohemio que la convierte en una ciudad atractiva.

06 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Santo Domingo, capital de República Dominicana, se asemeja en algunos sectores a Cartagena. Allí todo es calor, historia, música y béisbol.

En los parques de la ciudad pululan los diamantes del rey de los deportes en el Caribe, de la misma manera como en Colombia y el resto de Suramérica dominan el panorama las canchas de fútbol.

Todos los niños sueñan con ser figuras de las Grandes Ligas, como sus compatriotas Manny Ramírez, Albert Pujols o David Ortiz.

Los dominicanos son muy cálidos y cordiales. Por algo sus aborígenes, en la época del descubrimiento, se hacían llamar taínos, que en su idioma significaba los 'buenos'. Su lengua oficial es el español y la religión católica es la predominante.

En la calle, discos piratas e inéditos de Juan Luis Guerra recuerdan a otro de los héroes contemporáneos de este país.

Paraíso del entretenimiento

Las discotecas están a la altura de las de cualquier gran ciudad del mundo y la pasión por el baile, la agilidad y coordinación con las que los dominicanos lo llevan a cabo, contagian el sabor y el ritmo únicos del caribeño.

Santo Domingo no tiene muchas playas públicas, pero compensa esa falta con 15 hoteles de cinco estrellas y 20 casinos, donde se divierten quienes van a una convención o reunión de trabajo.

El contraste entre lo moderno y cosmopolita con la parte colonial le da a Santo Domingo un aire moderno, pero bohemio y encantador, con amplias avenidas a lo largo del río Ozama y un imponente malecón frente al Caribe.

Todo esto, sumado a los más de 300 monumentos, fue motivo suficiente para que la ciudad fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1990.

Viaje gastronómico

Si visualmente Santo Domingo seduce, gastronómicamente enamora. Cómo no dejarse tentar por el típico plato, Bandera, compuesto por habichuelas, arroz, carne, vegetales, plátanos maduros o fritos verdes; o no probar el sancocho prieto de siete carnes.

Claro, los paladares más exigentes también encuentran lo suyo pues en los hoteles de la ciudad se desempeñan chefs internacionales.

De paseo o negocios, no hay que perderse la opción de conocer República Dominicana y su capital, Santo Domingo, un lugar que al caminarlo produce una dulce sensación.

Si usted va

Los colombianos necesitan visa para ir a República Dominicana. El trámite se demora unos seis días y cuesta alrededor de 60 dólares.

Estas son algunas maneras de llegar a ese país:

Copa: Bogotá-Panamá, Panamá-Santo Domingo (República Dominicana).

Taca: Bogotá-San José (Costa Rica), San José-Santo Domingo.

Lacsa: Bogotá-San José, San José-Santo Domingo.

Las tarifas comienzan en 441 dólares, sin impuestos, y están sujetas a disponibilidad de cupos.

JAIME VIANA ROJAS
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
SANTO DOMINGO (REPÚBLICA DOMINICANA)*
Este artículo se realizó gracias a una invitación de la aerolínea Taca.