Archivo

Cúcuta se muere de sed y aún no se vislumbra que regrese pronto el agua

El almacenamiento del líquido está a punto de colapsar y todavía no se les ha podido llevar el servicio a los habitantes. En las partes altas la situación es difícil.

06 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Alberto Ramírez Moros, gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Cúcuta (EIS), explicó que cada hora que pasa en la ciudad, a 30 grados de temperatura, se torna más crítica.

La ciudad se está abasteciendo con la producción de un pequeño acueducto de el río Zulia, pero su capacidad no es suficiente para llevarles agua potable a los cerca de 500 mil personas que desde hace cuatro días no tienen suministro por el derrame de más de 10 mil barriles de crudo al río Pamplonita.

Ramírez dijo que tras los resultados negativos de las muestras de agua tomadas para determinar si se podía o no reconectar el servicio, se instalaron unos filtros especiales en la bocatoma y cada hora se le mide su potabilidad para determinar en qué momento se le puede restablecer el servicio a la comunidad.

Los bomberos están sorteando la emergencia con su carrotanques para llevar agua a hospitales, el ancianato y la clínica del Seguro, confirmó el teniente José David Monsalve, comandante de ese cuerpo en Cúcuta

BOGOTÁ