Archivo

Proyecto que sanciona a partidos con miembros vinculados con grupos ilegales, pasó en el Congreso

La iniciativa, aprobada por las comisiones de Cámara y Senado, también impone sanciones a las colectividades políticas que infrinjan las normas electorales.

06 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El proyecto, que aún tiene pendientes los debates en plenaria de Senado y Cámara y conocido como el 'Codigo Express', establece que los partidos políticos tendrán que devolver tres veces el valor de los dineros que reciban por reposición de votos, si alguno de sus miembros elegidos resulta implicado en relaciones con grupos ilegales.

La iniciativa surgió como fruto de un acuerdo entre todos los partidos tras el escándalo de la 'parapolítica' que afecta al Congreso de la República. De acuerdo con el ministro del Interior, Carlos Holguín, esta apunta a profundizar la reforma Política del 2003 y a "volver más serios los partidos".

Aunque la idea es que este proyecto este listo para ser implementado en los comicios de octubre próximo, previamente  deberá pasar el examen de la Corte Constitucional.

Los dientes del proyecto

Hay varios aspectos que se destacan en el proyecto. Consagra las sanciones y responsabilidades para las personas y los partidos cuando estén involucrados en actos de financiación ilegal de campañas o de relaciones con grupos armados al margen de la ley.

En estos casos, el partido pierde la curul y la responsabilidad de sustituir al congresista, diputado o concejal; y cuando se trate de cargos uninominales (alcalde o gobernador) no podrá reemplazarlos. Además, el partido  queda inhabilitado para que en la elección siguiente no pueda inscribir candidato.

En segundo término, el proyecto crea nuevos instrumentos a la Registraduría y al Consejo Nacional Electoral (CNE), para que las denuncias sobre irregularidades en los escrutinios se resuelvan en el menor tiempo posible.

 En tercer lugar, permite la inscripción de candidatos de coalición, consagra anticipos para la financiación de campañas, y permite también las consultas internas entre diferentes partidos para la selección de candidatos. 

Por último, hace más severa la inscripción  de candidatos. Estos es, no se podrán inscribir candidatos que tengan inhabilidades, y el CNE y la Registraduría los podrá retirar. Incluso, si después de la inscripción  se establece que están incursos en actividades ilegales o de relaciones ilegales, podrán ser separados del partido.