Archivo

Colombia rechaza competencia de Corte Internacional de Justicia para dirimir conflicto con Nicaragua

Lo hizo una vez más este miércoles ante La Haya, al rechazar los argumentos nicaragüenses que justifican que sea la CIJ la que resuelva diferendo por San Andrés y las islas cercanas.

05 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En la segunda ronda de audiencias, el profesor emérito de la Universidad de París II, Prosper Weil, acusó a Nicaragua de hacer una "jugada de strip tease intelectual y jurídico", y pidió a la CIJ no permitir ser "utilizada como un instrumento de desestabilización de las relaciones internacionales", según un comunicado difundido por la embajada de Colombia en Holanda.

Para justificar la competencia de la CIJ, Nicaragua invoca el artículo XXXI del Tratado Interamericano para la Solución Pacífica de Conflictos, conocido como 'Pacto de Bogotá', firmado en abril de 1948 y del que ambos países forman parte.

Pero para Colombia, el Pacto no somete a la jurisdicción de la CIJ los acuerdos internacionales que se hayan suscrito antes de la fecha de entrada en vigencia del tratado, y por ello pidió a la Corte declararse incompetente y dar por cerrado el caso.

"Si el intento de Nicaragua de reabrir una controversia ya resuelta y regida por un tratado fuera exitosa, se abriría una Caja de Pandora", advirtió en ese sentido el agente de Colombia en el caso, el embajador Julio Londoño Paredes, ante el tribunal  presidido por la británica Rosalyn Higgins.

"Cualquier Estado Parte en el Pacto, insatisfecho con un tratado sobre fronteras en vigor en la fecha de la celebración del Pacto, se sentiría autorizado para alegar el surgimiento de una disputa fabricada artificialmente después de esa fecha", añadió.

"El intento de Nicaragua de apropiarse del Archipiélago de San Andrés y las áreas marítimas que le corresponden ha ofendido profundamente a 42 millones de colombianos", continuó Londoño Paredes.

La delegación nacional ya había rechazado las argumentaciones según las cuales los presidentes que gobernaban el país en 1977 y 1995 realizaron diálogos para definir límites marinos con ese país.

Desde ayer, el equipo colombiano en la Corte Internacional de Justicia de La Haya les salió al paso a las afirmaciones que el Agente nicaragüense Carlos Argüello Gómez hizo ante ese tribunal y lo acusó de "falsear frases de altos funcionarios del Gobierno Nacional, sugiriendo con ello la existencia de negociaciones que nunca se llevaron a cabo".

Según Argüello, los gobiernos de Alfonso López Michelsen (1974-1978) y de Ernesto Samper (1994-1998) habrían aceptado negociar con Nicaragua límites marítimos.

La defensa nicaragüense trataba de demostrar al tribunal que la controversia entre los dos países nunca ha estado cerrada, y que como lo asegura en su tesis de fondo, el Tratado Bárcenas-Esguerra no puso fin a las diferencias limítrofes.

Nicaragua también aseguró que el tratado Bárcenas-Esguerra tenía como finalidad establecer "la ubicación" del archipiélago San Andrés y no otorgar su soberanía a Colombia, y menos determinar la frontera marítima entre los dos países a partir del Meridiano 82.

El Agente Argüello dijo, además, que su país "nunca trató de evitar la jurisdición de la Corte", sugiriendo a la vez que Colombia intentaba escapar a toda costa de ella para no enfrentar el problema.

Pero, para Colombia, no hubo hechos nuevos.

El contraataque de hoy

En su segunda intervención, el equipo colombiano dijo que Nicaragua trata de presentar algunas reuniones ordinarias de funcionarios de los dos gobiernos en esas épocas, como si fuesen negociaciones sobre límites.

Los nicaragüenses presentaron un discurso del ex presidente Alfonso López y un artículo del ex canciller Rodrigo Pardo como pruebas de sus aseveraciones.

"Obviamente hubo reuniones sobre múltiples temas, pero nunca negociaciones de nada. Ellos (los nicaragüeses) quieren presentar ahora como negociaciones simples diálogos sobre asuntos ordinarios de vecindad", dijo Pardo ayer a EL TIEMPO.

Mañana habrá receso. El viernes se realizará la última audiencia en la que Nicaragua pedirá al tribunal que aboque el estudio del diferendo de fondo.

Concluidas las audiencias el tribunal deliberará sobre las 'Excepciones Preliminares'. Ni el 'Estatuto' ni el reglamento de la Corte contemplan un término para dictar sentencia. Se cree, de todas maneras, que esto ocurrirá antes de finalizar el presente año.

Con serenidad siguen en San Andrés noticias de La Haya

Con expectativa, pero con la serenidad de saber que su historia, su presente y su futuro están íntimamente ligados a la historia de Colombia, transcurrió en San Andrés el primer día de audiencias públicas en La Haya (Holanda).

Las actividades escolares, comerciales y turísticas se desarrollaron en completa normalidad. La gente concurrió a su trabajo como cualquier otro día mientras los medios de prensa locales ventilaban las noticias provenientes del tribunal internacional.

En los cafés, las tiendas o círculos políticos se comentó cautelosamente la posición adoptada por Colombia frente al diferendo, la cual parece ser de aceptación para los isleños.

La Cámara de Comercio de San Andrés y Providencia publicó un editorial en su periódico oficial, Comunicámara, que dice: "Debemos resaltar más allá de argumentaciones jurídicas, títulos y tratados, que la cotidianidad de la vida en las islas se constituye en la más palpable de las manifestaciones de la existencia de la colombianidad de los que aquí habitamos. El ejercicio de soberanía de manera permanente, pacífica, ininterrumpida y no protestada por Estado alguno a lo largo de toda la historia demuestra, de manera inequívoca, lo colombiano que es el Archipiélago".

El representante a la Cámara por las islas Julio Gallardo afirmó en el consejo comunitario afrocolombiano del domingo pasado en Cali que la mayoría de los isleños tiene claro de dónde viene y para dónde va. "El 23 de junio de 1822 -recordó el congresista- los isleños tomamos la decisión de adherirnos formalmente a la Constitución de Cúcuta en los albores de nuestra nación y hemos sido primordialmente nosotros quienes hemos ejercido la soberanía territorial todos estos años".

Entre el 20 y el 23 de junio próximo se llevará a cabo la trigésima sexta (36) versión del Festival Cultural de la Vieja Providencia, celebrando los 185 años de la adhesión del Cabildo de providencia a la Constitución de Cúcuta. El alcalde César James Bryan, dijo que "este año, más que nunca, las banderas de Colombia ondearán en los cielos de Providencia".

EDUARDO LUNAZZI
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
SAN ANDRÉS