Archivo

Vendetta entre 'paras' y narcos, primera tesis de múltiple crimen en Bolívar

La Policía no descartó que una reunión del sábado pasado en una finca cerca a Cartagena, que dejó cuatro muertos, tuviera como objetivo la conformación de un grupo dedicado al tráfico de drogas.

04 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El comandante de Policía Metropolitana, coronel Carlos Mena dijo que, también, es posible que tenga relación con el intento de reagrupar una banda paramilitar para la zona norte de Bolívar.

El oficial dijo que en el enfrentamiento uno de los asesinados fue identificado con el alias de 'Pecho de fique', cuyo nombre de pila era José Miguel Pérez Páez, quien, aseguró, era el segundo de una organización criminal que opera en San Juan Nepomuceno (Montes de María), y que tiene como cabecilla un hombre conocido como el alias de 'Pablo'.

En la finca donde ocurrieron los hechos está ubicada en el corregimiento de Ballestas, un poblado de la zona rural del municipio Turbana, a unos 30 minutos de Cartagena por carretera.

El coronel Mena dijo que en el lugar se encontraron 11 sillas, vasos y envases de gaseosa.

Añadió que esto hace presumir que ese era el número de asistentes a la extraña reunión. Añadió que dos de los hombres muertos tenían procesos penales por los delitos de piratería, narcotráfico, extorsión y homicidio.

"Todo esto tiene que ver con vendetta entre grupos de narcotraficantes que están disputándose el territorio y que utilizan los muelles de Cartagena para sacar droga", dijo el oficial en conferencia de prensa.

Otros hechos ocurridos

Hace unas semanas, otras tres personas fueron acribilladas a la salida de un restaurante de Turbaco, municipio vecino de Turbana, donde ocurrieron los hechos del fin de semana.

El oficial Mena dijo que estos homicidios tienen relación entre sí. En otra ocasión, el comandante de la Policía aseguró que en Cartagena se libra una guerra entre bandas de narcotraficantes.

Dijo que del caso de Ballestas hay una persona detenida que está a disposición de la Fiscalía.

Agregó que el dueño de la finca no está detenido por cuanto no se tiene la confirmación de que esté implicado en el suceso.

"Esas fincas se alquilan muchas veces para realizar fiestas, y es posible que estos hombres hubieran empleado este argumento para despistar", dijo.

Hay versiones que indican que otros de los asistentes a la reunión resultaron heridos en el tiroteo, pero que hasta el momento se desconocen sus paraderos.

CARTAGENA