Archivo

Las palmas de aceite cultivadas en Tumaco están enfermas

Los cultivadores están preocupados porque el 25 por ciento de las plantaciones fueron atacadas con una enfermedad que seca la planta.

04 de junio 2007 , 12:00 a.m.

"Al ritmo que avanza, en el 2008 tendremos todos los cultivos afectados", dijo Saya Bisnack Preciado, de la Corporación para el Desarrollo Agrícola Empresarial de Tumaco.

En esta zona portuaria hay 35.000 hectáreas sembradas de palma, el 50 por ciento de ellas en manos de medianos y pequeños productores.

Para las 12.000 familias que dependen del cultivo la solución es renovar las plantaciones durante los próximos cinco años. Necesitarían 120.000 millones de pesos, por lo que piden incentivos sanitarios para atacar la pudrición del cogollo.

También esperan contar con una línea especial de crédito, similar a la de ingreso seguro. La idea es que sea a 15 años, con un periodo de gracia de seis y una tasa del DTF menos dos puntos.

Desde el ministerio de Agricultura se les aconsejó iniciar este mismo año la renovación. Para poder cumplir con este plan en los próximos años se reservará un espacio fiscal dentro de Agro Ingreso Seguro, programa que dispone de 500.000 millones de pesos por año.

Durante la asamblea anual de los palmeros, que deliberó en Cali, el ministro Andrés Felipe Arias, dijo que se reservarán partidas presupuestales para poder arrancar este año porque la línea de crédito que forma parte del programa Agro Ingreso Seguro (AIS) ya agotó sus recursos en el caso de los medianos y grandes productores.

Anunció que antes de finalizar este año podría montarse en Tumaco una planta pequeña de biodisel y que permitiría reemplazar el 40 por ciento del diesel que se consume en el municipio caucano de Guapi. El Grupo Palmeiras y la empresa Santa Fé están interesadas en el proyecto.

La que ya está lista es la planta que Oleoflores montó en el Cesar con capacidad para producir 45.000 galones diarios de biodiesel. Se le invirtieron 12 millones de dólares.

El gerente, Carlos Murgas Guerrero, dijo que necesitaban 10.000 hectáreas de palma de aceite para alimentarla y que ya empezaron a fomentar la siembra de 10.000 hectáreas más en la Costa y Norte de Santander.

El problema que tienen es el costo de la materia prima que se ha incrementado en un 30 por ciento. Otro inconveniente es la glicerina que queda de la producción de biodiesel, por cada tonelada obtienen un 10 por ciento.

Murgas dijo que la glicerina, utilizada en la industria cosmética, es un producto difícil de mercadear. La tonelada se cotiza a 200 dólares en estos momentos. Por lo que la propuesta es guardarla mientras entran en operación más plantas de biodisel para negociar ese subproducto en bloque y lograr un precio más favorable.

Este 21 de junio se probará el biodiesel en Bogotá con 10 buses del transmilenio.

El presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), Jens Mesa Dishington, dijo que el sector palmero está en capacidad de producir el 5,0 por ciento que deberá mezclarse con acpm a partir del primero de enero del 2008, incluso, que pueden abastecer hasta un 15 por ciento porque hay 120.000 hectáreas de palma que entrarán en plena producción en unos dos o tres años.