Archivo

Tribuna / Los ocho mosqueteros

Por Luis Fernando Garibello

04 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En el Ibagué, otrora liberal, ya no se ganan elecciones batiendo trapos ni colores, impulsando odios y divisiones sino ideas y proyectos. En este juego de reglas democráticas hay consulta liberal el próximo 8 de Julio.

Dicen los medios que el senador Mauricio Jaramillo no ha logrado la unión, y no la logrará por dos razones: la primera, la indisciplina. Está demostrado que las consultas sirven más para desunir que para respaldar un candidato y lograr que este tenga alguna posibilidad. En mi Ibagué ha pasado y pasará, pues los acuerdos no se hacen con base en ideas, sino en componendas burocráticas hoy día insostenibles. Lo segundo, porque Jaramillo no quiere. A mi modo de ver tiene todas las cartas él solo. Me explico. Hay dos grupos liberales.

Unos que van para la consulta que también se divide en dos grupos: los 'mansos' o los 'nada que ver', que andan pescando en río revuelto haciendo 'acuerdos' y además no están preparados para ser alcaldes. Dentro de los mansos está, por supuesto, el transportador Gustavo Ramos. Hombre liberal que aspira nuevamente. Según las encuestas picó en punta. Pareciera que Jaramillo lo apoyaría pues es la consulta liberal y él es jefe. Pero no es así. Necesita este otro mosquetero para sus propósitos.

Seguramente Ramos ganará la consulta interna, que además tampoco lo es pues en ella pueden votar todos los que quieran.

Pero a Jaramillo bien podría interesarle que él gane, pero para que le haga el trabajo a Jesús María Botero a quien finalmente ungirá, con todo y que dice ser 'independiente'. Jaramillo quiere ganar o ganar y puede pegarse un susto con todo este maquiavélico juego. No obstante no hay que desconocer para nada a Casabianca. El médico está haciendo un buen trabajo y se escucha en los barrios. Tal vez de todos es el más independiente.

Los demás, se ciñen a los 'acuerdos'.

Lástima por Ibagué. Mucho diagnóstico poca acción. Pues si uno va a cualquier parte hasta el niño de pecho le diría a uno cuáles son los problemas de nuestra ciudad. Está en los candidatos proponer acciones concretas sobre los temas fundamentales.