Archivo

Desesperados cuentan con una línea telefónica de ayuda en Pereira

Las personas que trabajan en ella no hacen parte de ningún grupo de rescate, pero su intervención ha salvado muchas vidas o aliviado las penas de otros.

03 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Las nueve horas diarias que pasan en el teléfono les resultan cortas para escuchar o hablar todo lo que quisieran con angustiadas personas.

"¡Aló! ¿Por favor, me puede escuchar? Mis hijos me tienen al borde de la locura. No sé qué hacer", son frases que aunque cotidianas para los dos psicólogos que atienden la Línea Amiga, no dejan de tener su carga de angustia.

Este servicio telefónico que brinda la Alcaldía de Pereira es el punto de apoyo para decenas de personas que tienen conflictos con sus hijos o su pareja, por estrés laboral y desempleados a los que la vida se les ha vuelto un caos.

"Recibimos unas 130 llamadas al mes. A veces duran 15 minutos y otras más de dos horas. Y aunque uno se acostumbra a todo tipo de dramas, no dejan de impactarle los casos con menores.

Llaman señoras con dolor luego de maltratar a sus hijos, a veces física o verbalmente, con frases como 'ustedes son la desgracia de mi vida' o 'sin ustedes sería feliz' son duras para ellos", dice Jorge Mario López Palacio, coordinador de la Línea Amiga.

Expresa que no son pocas las personas con intenciones suicidas, como un militar en retiro que envió a sus hijos al parque y tenía lista una pistola. Una hora después agradecía haberle salvado la vida.

La psicóloga Carmen Helena Echeverri dice que un 96 por ciento de quienes llaman son mujeres y por edad, personas entre 20 y 29 años. Los casados son el 42 por ciento.

El primer caso de consulta se relaciona con conflictos entre padres e hijos, en segundo lugar los problemas de pareja y siguen los duelos por pérdidas afectivas o de seres queridos.

El 3355533 no deja de sonar, pero la angustiada viuda con pesadillas por su hijo drogadicto, del que no sabe nada hace dos meses, copa toda la atención.

"Hay tendencia de los padres a sentir que son las víctimas y los hijos los culpables. La rebeldía, bajo nivel académico e intentos suicidas de hijos son consultas usuales".

JORGE MARIO LÓPEZ PALACIO
Coordinador de la Línea Amiga.
Pereira