Archivo

Sociólogo analiza razones por las cuales extranjeros se quedan y llaneros quieren irse de Colombia

Según la Oficina de Pasaportes de la Gobernación del Meta, mientras que en el 2005 se expidieron 3.240 pasaportes a llaneros, para el 2006 fueron 4.095 y hasta el jueves pasado ya iban 1.890.

01 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Wilson Ladino Orjuela, sociólogo y catedrático, explica que el ser humano por naturaleza es muy dinámico y busca siempre cambios.

"Un llanero es generalmente hijo de colonizadores y por eso no es extraño que muchos busquen salir para buscar nuevos rumbos.

"Sin embargo, mi percepción es que, aún hoy, son pocos los que viajan y la sensación es que, en medio de las dificultades, la Orinoquia es una tierra de oportunidades para el que quiera buscarlas", comenta Ladino.

Según él, aunque el llanero tiene un espíritu de aventurero, muchos habitantes de la sabana ni siquiera conocen Bogotá y por eso los que buscan irse al exterior son personas con formación urbana.

El sociólogo cree que en el futuro la región ofrecerá mayores posibilidades y serán más los extranjeros que vengan a quedarse.

"El territorio llanero es acogedor para los ciudadanos de otros países, porque ofrece un ambiente agradable y por ser una ciudad en crecimiento, la gente en la mayoría de los casos es amable con el visitante", agregó.

Indicó que en el siglo pasado los extranjeros que se quedaron lo hicieron bajo una visión de aportarle mucho progreso a la región y por esta razón varios se ganaron un lugar en la historia del Llano .

"La cercanía con Bogotá y el auge económico irán convirtiendo a Villavicencio en una capital donde cada vez haya más extranjeros y más población que deje de ser flotante y se instale definitivamente en esta ciudad", anotó.

Los extranjeros que dejaron huella a su paso por el llano

Grandes adelantos como la llegada del cine a Villavicencio, la construcción del primer frigorífico, la llegada de la energía eléctrica a la capital del Meta, la amplia circulación de un periódico e incluso la fundación de la Cruz Roja en los Llanos Orientales, se debe a la participación de ciudadanos de otras naciones que han venido a quedarse en la Orinoquia. Aquí, algunos ejemplos.

José Otter, alemán

Llegó en 1973 al Llano y gracias a su gestióncomo sacerdote y director de Pastoral Social, creó varias obras benéficas como hogares infantiles que, cuando regresó a Alemania, siguió financiando. Falleció en 1994.

Cristian Dishington, noruego

Llegó en el año 1946 y pasó a la historia por ser uno de los primeros en introducir la agroindustria a los Llanos, creando incluso un concentrado para cerdos. La época de la Violencia lo desterró del Llano. Murió en 1958.


Wolfgang Torbaum, alemán

Fundó la Cruz Roja seccional Meta y Llanos. Además de atender damnificados, gestionó la liberación de 52 personas que fueron víctimas del secuestro.Murió en el 2002.

Mauricio Diéres, francés

Arribó al departamento del Meta en 1906 y gracias al amor por la cultura, fundó el primer teatro de Villavicencio. Además, creó la escuela de artes y oficios, así como el primer banco de la ciudad y fue misionero en los departamentos de Vichada y Vaupés. Murió en 1947.

Helge Svenson, sueco

Este ingeniero que llegó al Meta en 1925, fue el encargado de hacer el montaje de la primera planta generadora de energía eléctrica para Villavicencio. Además, construyó el primer distrito de riego en Acacías. Murió en 1982.