Archivo

El perro con porte de modelo y alma de policía

Azul es un schnauzer que pasa su vida entre patrullajes en moto por Suba y sesiones fotográficas.

notitle
14 de marzo 2017 , 04:25 p.m.

Hace cuatro años la vida de Nicolás Alejandro Walteros cambió. Este taxista de 38 años, que vive en el barrio Arrayanes de la localidad de Suba, supo en ese entonces que un cachorro había sido tirado a la basura en el portal Suba de TransMilenio. De inmediato se dio a la tarea de buscarlo. Sin embargo, una persona, residente del sector, se le adelantó y le brindó ayuda al pequeño can.

Con los días Nicolás se enteró de que el perro había sido otra vez abandonado a su suerte cuando lo vio en la calle rebuscando comida entre unas bolsas de basura. “Si usted se viene a vivir conmigo, yo le voy a dar todo lo que quiera”, le dijo en ese momento este hombre a un perro que sin saber, se convertiría en su compañero de aventuras. “Ahora se llama Coronel, pero su nombre, identificado con cédula, es Azul Walteros. Este año cumple cinco años, lo adopté porque lo habían botado a la basura”, contó Nicolás.

Según Nicolás, su mascota es toda una celebridad ya que no solo ha sido policía, fue soldado, ‘piloto’, ciclista e incluso jinete. “El perro tenía un uniforme del Ejército, luego, el 23 de octubre pasado, le compré un disfraz de policía, sentí que se identificaba más con el verde que con el camuflado”, explicó Nicolás.

Desde entonces este 'Coronel' se sube todos los días a la moto de su amo para patrullar la localidad, buscando generar consciencia frente al respeto por los animales.

Un perro multifacético

Coronel no deja pasar oportunidad para posar al lado de transeúntes que ven un 'galán' oculto por sus gafas oscuras, su pelo esponjado, sus bigotes y los diversos trajes que usa.

Además, este perro también es taxista, acompaña a Nicolás en sus jornadas por la ciudad y conquista a los pasajeros, quienes se toman fotos con él para luego publicarlas en sus redes sociales: “!Divino!, así como cuando te subes a un taxi y te encuentras con esta belleza de personaje”, compartió en Twitter una joven que tuvo a Coronel como copiloto cuando se subió al taxi de Nicolás.

La paciencia y pasión que demuestra Azul con cada disfraz que se pone, le dio la idea a su amo de crear un perfil en Instagram para mostrar sus aventuras.
“La cuenta es @Azul1012 ahí está de piloto, también cuando hizo un curso de simulación de vuelo, de Ejército, manejando un carro, donde usted lo ponga él modela. También le gusta montar en bicicleta”, relató con emoción Nicolás.

El sueño de esta pareja, después de tantas aventuras en moto (han hecho largos viajes en esta), bicicleta y carros, es volar. “Coronel ha sido una excusa para la integración de la familia y tiene un carisma especial con los niños y aparte es una buena compañía; yo le doy gracias a Dios que me dio la oportunidad de tener un perro a esta edad. Todo lo que yo había soñado de niño lo estoy viviendo ahora de grande con Azul. La meta ahora es montar en helicóptero, ese es nuestro sueño”, concluyo Nicolás.


REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA