Archivo

Pintor manizaleño busca pasaje para exponer en EE. UU.

El artista Carlos Valencia fue invitado a un festival internacional pero le falta la plata para ir.

13 de marzo 2017 , 05:20 p.m.

Hasta un carro a su disposición le han ofrecido al pintor Carlos Alberto Valencia para su estancia en Estados Unidos, a donde fue invitado para exponer su obra en septiembre. El único problema es que no tiene garantizados todavía los recursos para ir.

Ya tuvo una reunión con el gobernador encargado de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo, y el secretario departamental de Cultura, Lindon Chavarriaga, pero el dinero público tiene sus trámites. “Nos dieron unos formularios para una ayuda, que sería para los tiquetes, pero piden una información de Estados Unidos que no tengo”, contó el artista.

Aspira a que los datos le lleguen este fin de semana para llenar los formatos necesarios y acceder al apoyo gubernamental. Entre tanto, mantiene sus gestiones ante diferentes entidades con ayuda de la concejala manizaleña Margarita María Méndez.

Hace apenas una semana expuso sus obras, la mayoría costumbristas, en la cuarta edición del Festival Orquídeas, Café y Arte con la expectativa de dar con algunos invitados del Ministerio de Cultura, pero no pudo contactarlos.

Incluso está dispuesto a incluir en sus cuadros algunas marcas de las empresas que decidan patrocinarlo.

La invitación

Quien tuvo la idea de llevar 20 cuadros de Valencia a Norteamérica fue el vicepresidente de la Asociación de Cultural de Colombianos en Kansas (Misuri), Gustavo Restrepo Henao, manizaleño como el pintor.

“La idea es tratar de que estos muchachos nuestros, que viven en este sector del Medio Oeste de Estados Unidos, no pierdan la esencia de donde venimos”, explica. Así, los cuadros de Valencia llegarían al Swope Park Ethnic Festival, una especie de feria al parque que reúne a unas 60 culturas anualmente desde hace cuatro décadas.

Allí, el artista compartiría escenario con otros colegas colombianos y latinoamericanos, más la compañía musical del grupo Herencia de Timbiquí, dedicado a la música del Pacífico. Luego, pasaría al Museo Atkins y le están buscando más escenarios en ciudades, como Houston (Texas) o Chicago (Illinois).

Restrepo afirma que, una vez esté allá, Valencia “va a tener muchos gastos. Habría que hacer una lista, pero va a necesitar ayuda financiera, obviamente”. Dice, sin embargo, que valdrán la pena por la calidad de las obras, a las que llegó por un conocido que le envió algunas imágenes por Facebook que lo convencieron de viajar a Colombia para conocer al autor.

El taller en donde lo encontró es un garaje ambientado por música de tiples y bandolas. Lienzos de cafetales, arrieros, chapoleras y todos los demás elementos característicos del patrimonial Paisaje Cultural Cafetero cubren las paredes.

Allí descubrió a un economista que dejó esa carrera para dedicarse de lleno a la pintura hace apenas tres años, ya canoso, aunque la practicaba como pasatiempo desde el año 2000. Es tan poco tiempo, los detallados homenajes que les hace a las tradiciones de la región y su gente alcanzaron reconocimiento Manizales.

Incluso, un cuadro de Valencia que reúne los más importantes símbolos de la capital de Caldas adorna de manera permanente los interiores del Teatro Los Fundadores, el más grande de la ciudad. Ahora, Valencia espera que otros se queden en la sala de algún norteamericano impresionado o un latino residente allá y nostálgico de su tierra.

MANIZALES