Archivo

'Operación tortuga' y acusaciones marcaron caldeada sesión en Congreso

Por ello, se debió aplazar el último debate de la creación de la justicia especial para la paz.

notitle
09 de marzo 2017 , 12:37 a.m.

La plenaria del Senado vivió este miércoles una de las sesiones más intensas de sus últimos tiempos. Sucedió en el trámite del último debate de la creación de la justicia especial para la paz, uno de los principales proyectos de la implementación del acuerdo de La Habana.

Desde el martes en la noche, los senadores comenzaron con el trámite del proyecto de acto legislativo que crea la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), a la cual se someterán los excombatientes señalados de delitos de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio.

Esta iniciativa ha suscitado la atención de diferentes sectores del país, entre los que están las mismas Farc, la jurisdicción ordinaria y los militares, especialmente. El tema ha generado bastante controversia.

La sesión de este miércoles estuvo marcada por lo que algunos llamaron ‘operación tortuga’ de algunos congresistas de los partidos de la Unidad Nacional (coalición de gobierno), los cuales no acudieron a la cita para aprobar la creación de la JEP.

Este ausentismo, en el que llamó la atención el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, provocó que el quórum no pasara de 52 y 53 senadores para la votación de los 28 impedimentos que presentaron los senadores. Este es el mínimo que exige la ley para aprobar o negar estos recursos.

El hecho produjo el primer enfrentamiento de la jornada entre el copresidente de ‘la U’ Armando Benedetti y Lizcano, quien milita en su mismo partido.

Lizcano hizo un reclamo público porque varios integrantes de su partido, entre ellos Benedetti, estaban abandonando el recinto y sus votos eran necesarios para la aprobación de la iniciativa.

Ante los cuestionamientos de Lizcano, Benedetti tomó la palabra y tildó de “desleal” a su compañero de partido en medio de una discusión en tono muy alto.

“Usted está haciendo un juego bastante perverso. Le estoy anticipando que le estoy hablando es de lealtad, por favor, vamos a respetar el partido de ‘la U’”, le dijo de manera vehemente Benedetti a su copartidario.

Su intervención fue interrumpida por Lizcano, quien desde la presidencia del Senado trató de aclararle la situación, pero su interlocutor no le permitió continuar. “Si me responde, me responde aquí abajo y hacemos un debate si quiere”, lo increpó Benedetti desde su curul.

Y eso, por supuesto, generó de inmediato la respuesta contundente y molesta de Lizcano: “Yo respondo donde quiera”, le dijo.

Tras dejar sin sonido a Benedetti, le agregó que la Mesa Directiva “no mencionó ni nombres ni personas, luego explicación no pedida acusación manifiesta”.

(Además: Gobierno, dispuesto a oír reparos de militares retirados sobre JEP)

El enfrentamiento recordó el que tuvieron los dos senadores en el 2014 cuando se decidía quiénes ocuparían las dos presidencias de Senado que le correspondería a ‘la U’ en el Congreso 2014-2018.

Varios congresistas hablaron de que Lizcano y Benedetti estuvieron a punto de irse a las manos en medio de los debates internos que se dieron en ese momento. No obstante, los dos se encargaron de bajarle la temperatura a los rumores y el tema no pasó a mayores.

Señalan a la JEP de ‘esperpento’

El segundo choque se dio entre Jairo Estrada, uno de los voceros de las Farc en Senado, y algunos senadores del Centro Democrático (CD), en especial Carlos Felipe Mejía.

Mientras Estrada hablaba en uno de los atriles, varios uribistas comenzaron a gritarle algunas frases. “No es con alaridos ni con gritos como se gana la argumentación”, dijo el vocero de las Farc, en momento en que desde la bancada del Centro Democrático se escuchaba: “Es con plomo o con motosierras”.

Estrada inquirió a uno de los senadores uribistas si lo estaba “amenazando” y prosiguió su intervención resaltando la “importancia” de abordar la creación de la justicia para la paz.

Previamente, el senador Mejía, del CD, había dicho que si la “ausencia” de los 20 senadores del uribismo hacía que se hundiera ese “esperpento” que le “entrega el país a las Farc”, se estará “defendiendo a los colombianos”.

“No puede seguir ocurriendo que recurriendo a prácticas fascistas de reiteración de la mentira se quiera señalar que este acto legislativo es un esperpento cuando se trata de uno de los pilares fundamentales de este proceso de paz”, le respondió el vocero de las Farc al senador uribista.

Al final, la plenaria del Senado se levantó pasadas las 7:00 p. m. y se citó para el próximo lunes a las 3:00 p. m., cuando se espera que se culmine con la aprobación de la JEP, uno de los temas –sin dud– más polémicos de la implementación del acuerdo de La Habana.

POLÍTICA