Archivo

El crecimiento de Villavicencio se registra en medio del caos

Expertos dicen que la ciudad crece como una mancha de aceite, con poca planificación.

notitle
09 de marzo 2017 , 07:37 a.m.

De una forma desordenada se viene dando y orientando el desarrollo de Villavicencio.

En el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) aprobado por la administración del exalcalde Juan Guillermo Zuluaga se aprobó pasar a un uso de expansión urbana de 2.000 hectáreas, cuando apenas se habían utilizado 20 por ciento de las aprobadas en el POT del año 2000.

La explicación la entregó el abogado, especialista en derecho urbano y público, Miguel Ángel Castillo, por medio de un mapa al que denominó ‘mancha de aceite’, el cual exhibió este miércoles durante el Foro POT 2016-2017, que se cumplió en la biblioteca Germán Arciniegas, organizado por el Consejo Territorial de Planeación (CTP).

Castillo aseguró que el POT del 2015 va en contravía de un proceso lógico de expansión urbana, ya que este debería ir desde el polígono urbano central hacía la periferia.

Para ello se deben tener en cuenta los eventos naturales como las zonas inundables o de deslizamientos. En este punto, el también experto en POT Abdón Alejandro Poveda Gómez mencionó la necesidad de que el municipio haga el estudio de microsismicidad.

Además, Castillo dijo que cuando un municipio aprueba un uso del suelo como manchas de aceite regadas por todo el territorio, se obliga a llevar vías y servicios públicos de acueducto, alcantarillado y gas domiciliario, entre otros, que resultan muy costos para el municipio.

Un millón de habitantes

Sorpresa causó la cifra revelada por el experto en el POT, Miguel Ángel Castillo, en el sentido de que mientras en los documentos oficiales como la página web de la Alcaldía se señala que la ciudad tienen 452.472 habitantes, en documentos del Departamento Nacional de Planeación (DNP) y del DANE esa cifra se duplica.

Según Castillo, en el DNP hoy están manejando cifras de 900.000 habitantes, mientras que en el Dane proyectan una población de 1’087.993 para el 2027.

Esa información no justifica ampliar la zona de expansión, sino cualificarla para proyectar la ciudad teniendo en cuenta factores como la población desplazada que hay, el proceso de paz que está en curso, las personas que llegan de otros municipios y determinar qué se quiere hacer con ellas.

Agregó que para formular o revisar el POT deben existir motivaciones suficientes legales al margen de intereses particulares o de constructores interesados en que sus predios se les valoricen.

En este tema, el experto Abdón Alejandro Poveda Gómez dijo que la ciudad debe definir si quiere crecer al ritmo económico de los constructores o bajo los términos de desarrollo sostenible que beneficien a todos sus habitantes.

Comienza la revisión

El alcalde Wílmar Barbosa anunció que en treinta días comenzará el proceso de revisión del POT.

Para ello se tendrán en cuenta los aportes de la academia, de los ciudadanos, el componte de gestión del riesgo y el estudio del consultor IDOM del proyecto de ‘Ciudades sostenibles’ de Findeter y del Banco Interamericano de Desarrollo.

Ese estudio, anunció el alcalde, será entregado oficialmente el 22 de marzo próximo e incluye los componentes de huella urbana, análisis de amenazas naturales y vulnerabilidad del cambio climático. Con el documento también entregarán el plan de acción del programa de ciudades sostenibles y competitivas.

El mandatario dijo que los temas que pueden ser objeto de revisión son los riesgos de remoción en masa e inundaciones y las rondas de los ríos Guatiquía, Ocoa y Guayuriba, con el fin de mitigar los impactos de deslizamientos e inundaciones, para proteger la vida de la población vulnerable localizada en esas zonas de ladera o de ronda.

Agregó que esta revisión excepcional no es una modificación del documento aprobado por el exalcalde Juan Guillermo Zuluaga y por lo tanto no dará origen en los cambios del uso del suelo en forma arbitraria.

NELSON ARDILA ARIAS
@nelard1