Archivo

Sergio Ramos, el jugador de los goles decisivos en Real Madrid

El defensor ha aparecido en diferentes partidos para sacar a su equipo de derrota que parecía fijas.

notitle
08 de marzo 2017 , 07:53 a.m.

La actuación de Sergio Ramos frente a Nápoles, salvadora para Real Madrid en un momento crítico de la eliminatoria frente al conjunto italiano, salvó los muebles a un equipo que no pudo esconder un problema que con los cabezazos del central madridista no ha podido quedar oculto.

La hazaña de Múnich, de las finales de Lisboa y Milán en Liga de Campeones. Sus tantos salvadores en el Camp Nou o frente al Dépor. Ramos ya es el segundo defensa que más goles ha marcado en la historia del Real Madrid.

Su determinación a la hora de ir al remate en acciones a balón parado. Su fe ciega. La potencia imposible de frenar contra rivales que conocen de memoria su acción patentada con Toni Kroos. Nada frena al camero que levantó a su equipo de la lona en San Paolo.

Necesitaba un gol para despertar y hacer bueno el resultado de la ida y, a falta de uno, el capitán dejó dos testarazos para acabar con la incertidumbre.

Estos han sido sus goles más determinantes:

Las finales contra Atlético de Madrid. Fueron dos anotaciones que dieron un empujón al Real Madrid para ganarle a su rival de ciudad dos títulos de Liga de Campeones. En Lisboa, el defensor lideró la remontada con su gol a los 92 minutos que les permitió ir a la prórroga, donde aparecieron Bale, Marcelo y Cristiano darle la corona al equipo blanco.

Además, en la final del año pasado, disputada en Milán, Sergio Ramos apareció para abrir el marcador en un partido que se definió desde el punto penal, con saldo a favor para Real Madrid.

Remontada en la Supercopa. La Supercopa del 2016 parecía tener un ganador. Faltaban segundos para que Sevilla se llevara el triunfo. Pese a que arrancó en ventaja, Real Madrid se encontró dos goles abajo en el complemento. Sergio Ramos anotó el 2-2 que forzó la prórroga, donde se dio el triunfo que le entregó otro trofeo al club blanco.

Salvó el clásico. En esta temporada, Sergio Ramos apareció en el minuto 90 para empatarle al Barcelona 1-1 en el Camp Nou. El equipo catalán tenía una victoria en el bolsillo hasta que la cabeza del defensor central apareció para poner la igualdad.

Gol a La Coruña. Otro testarazo de Sergio Ramos cuando el Real Madrid estaba a punto de pagar caro un exceso de confianza innecesario, en la lona por un doblete de Joselu de Deportivo La Coruña que resucitaba La Liga Santander, salvó el récord de Zinedine Zidane (3-2) y lo mandó con tranquilidad a jugar el Mundial de Clubes.

DEPORTES