Archivo

Efromovich, a esperar para empezar operación en Argentina

Gobierno de ese país postergó autorización hasta que se resuelva un presunto conflicto de intereses.

notitle
07 de marzo 2017 , 06:55 p.m.

El Gobierno de Argentina postergó la autorización para que empiece a operar en ese país Avian Líneas Aéreas (Avian), hasta que se resuelva un presunto conflicto de intereses.

Por ello, Avian tendrá que esperar hasta que se establezca el régimen de conflicto de intereses que el presidente argentino, Mauricio Macri, anunció que reglamentará en el Congreso.

El ministro de Transporte de Argentina, Guillermo Dietrich, dijo –según el diario La Nación– que van a esperar que todo se determine cuando se conozca el procedimiento de conflicto de intereses de Avianca, aunque confió en que el caso se resolverá pronto.

Sin embargo, Avianca Holdings (AH) emitió ayer un comunicado en el cual precisa que ni directamente o a través de sus subsidiarias tiene participación accionaria en Avian, Aeromar o Aerolitoral, en México; y que hasta hoy no existe decisión alguna que se haya tomado en compañías con las cuales la han vinculado accionariamente.

Sin embargo, es motivo de polémica en Argentina que Avian, en vez de pasar por la audiencia con un expediente y varios contratos, como sucedió con las otras empresas, entró a Argentina gracias a la compra de Mac Air, que pertenecía a Macri.

Gilma Úsuga, directora de comunicaciones de Avianca, afirmó que lo de Avian es una operación de Synergy Aerospace y/o sus subordinadas, pero no de AH.

Sin embargo, tal como ocurre en Brasil, la compañía le dio la franquicia para que opere con la marca Avianca.

El propietario de Avian es entonces el Grupo Synergy, dueño mayoritario de Avianca Holdings y controlado por José y Germán Efromovich, pero que opera independientemente.

La Nación agregó que en el aplazamiento de la petición de Avian pesó más la opinión pública que la cuestión específica por “como sucede desde hace varios años, cualquier pieza que se mueva tiene que ser calculada para no molestar a Aerolíneas Argentinas, la dueña del 25 por ciento de los 11,5 millones de pasajeros internos”.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS