Archivo

Segundo día de cabildo sobre venta de ETB en medio de saboteo

Sindicalistas y amigos de la revocatoria impidieron que se escuchara al alcalde Peñalosa.

notitle
07 de marzo 2017 , 10:47 a.m.

Las primeras dos horas de la segunda jornada del cabildo abierto, convocado por el Concejo de Bogotá para discutir en público las razones en favor y en contra de la venta de la ETB, estuvieron marcadas por insultos, gritos y agresiones de opositores al alcalde Enrique Peñalosa.

Algunos de los saboteadores gritaban ‘revocatoria’, ‘sin estudios’, ‘bachiller’ y mantuvieron una actitud agresiva para evitar que se escucharan las palabras del alcalde. Algunos se subieron a las sillas y mantuvieron la actitud de gritería impidiendo que el auditorio escuchara.

Gritos e insultos se escucharon durante las primeras dos horas de cabildo abierto sobre venta de la ETB, este martes. Foto: Hugo Parra

Aunque el mandatario se libró de que los objetos que los saboteadores lanzaban al aire lo golpearan, su intervención no pudo ser escuchada por unas 800 personas que llenaron el recinto del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) donde se realiza la jornada este martes.

Incluso Lucía Bastidas, concejal de la Alianza Verde, que intervino para respaldar al alcalde y pedir respeto, terminó escupida por uno de los asistentes. En ese momento, pasadas las 11 a. m., el cabildo fue suspendido mientras se restablecía el orden.

La Policía tuvo que acercarse a controlar a los manifestantes. El recinto donde se desarrolló el evento estaba totalmente lleno y mucha gente se quedó por fuera.

Foto: Cortesía Prensa Movilidad.

Algunos de los saboteadores terminaron abandonando el recinto y bloquearon la calle 63, alegando falta de garantías, mientras los asistentes en el interior reclamaban su derecho a que los dejaran escuchar las distintas intervenciones.

El concejal Jorge Lozada advirtió: “Hay un grupo que defiende un pedazo del estado de la ETB para sus intereses”, y se declaró a favor de la venta de la empresa y de la propuesta del alcalde de usar esos recursos para construir colegios, jardines y hospitales. “La ciudad pierde con la caída de valor de la empresa y no pierden los sindicatos”, dijo.

Celio Nieves, del Polo Democrático, que no está de acuerdo con la venta de la ETB aprobada por sus colegas de Concejo, dijo como argumento que en los últimos doce años los pobres se beneficiaron de las inversiones sin necesidad de vender la empresa.

El presidente del Concejo, Horacio José Serpa, quien considera que la venta de la ETB es positiva, tuvo que llamar a la Policía cuando Leonardo Puentes, activista del comité Revoquemos a Peñalosa, se subió a la tarima.

Los concejales Yefer Vega y Rolando González aseguraron que algunos de los asistentes son agitadores profesionales, mientras que su colega Antonio Sanguino lamentó que por cuenta de los ánimos exaltados, los gritos y los improperios se perdiera el centro de la discusión sobre la venta de la ETB.

BOGOTÁ