Archivo

China pide que se detenga el despliegue de misiles en Corea del Sur

Además, Pekín afirmó que defendrá con 'determinación' su seguridad. Rusia también se ve amenazada.

07 de marzo 2017 , 10:20 a.m.

El Gobierno chino pidió este martes "encarecidamente" a Estados Unidos y Corea del Sur que detengan el despliegue del escudo antimisiles THAAD y advirtió que adoptará las "medidas necesarias" para proteger sus intereses y seguridad nacionales.

"Quiero enfatizar que nos oponemos firmemente al despliegue del THAAD en Corea del Sur y tomaremos firmemente las medidas necesarias para defender nuestros intereses en materia de seguridad", manifestó un portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang, en rueda de prensa.

Corea del Sur y Estados Unidos anunciaron también este martes que comenzaron a desplegar los primeros elementos del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD siglas en inglés) en suelo surcoreano, en lo que supone una implementación de la decisión que ambos países adoptaron en julio de 2016.

(Le puede interesar: EE. UU. despliega escudo antimisiles en Corea del Sur)

Obviando las críticas de China o Rusia, EE. UU. y Corea del Sur aceleran así el despliegue del THAAD, que pretenden que esté completamente instalado para finales de este año, en un terreno situado al norte de la ciudad de Seongju (centro del país) y a unos 300 kilómetros al sureste de la capital surcoreana, Seúl.

Amenaza norcoreana

 

Seúl y Washington defienden la necesidad de este sistema de misiles para defenderse de Corea del Norte, si bien Pekín y Moscú consideran que supone una amenaza para su seguridad ya que, a su juicio, el escudo podría servir para obtener datos de inteligencia de sus bases militares.

En este contexto, el portavoz chino lanzó varias advertencias contra la instalación del THAAD al señalar, por ejemplo, que "todas las consecuencias" derivadas de la instalación de este sistema serán responsabilidad de EE. UU. y Corea del Sur. Geng volvió a urgir a ambos países para que se retracten y "no continúen por el camino equivocado".

Corea del Sur ya comienza a notar algunas medidas de China en represalia por el THAAD como el boicot que asegura que están sufriendo sus empresas en el país, entre ellas, el grupo Lotte, que fue el que traspasó los terrenos al Gobierno surcoreano para la instalación del sistema.

(Lea también: Consejo de Seguridad se reunirá el miércoles por misiles norcoreanos)

Al respecto, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino descartó confirmar esas informaciones y aseguró que China "da la bienvenida a la inversión extranjera", pero matizó que las empresas foráneas deben cumplir con la legislación en el país.

Sus declaraciones se producen poco después de que las páginas web del grupo Lotte sufrieran aparentes ciberataques y varias de sus superficies comerciales en China fueran clausuradas por supuesta vulneración de normativas locales.

Ante la posibilidad de que Corea del Sur presente una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), Geng se limitó a insistir en que China mantiene su política de puertas abiertas a la inversión extranjera.

EFE