Archivo

François Fillon lucha por no naufragar en las presidenciales

notitle
01 de marzo 2017 , 07:42 p.m.

Tras el anuncio de ayer del aspirante conservador a la presidencia francesa, François Fillon, de que será convocado el 15 de marzo por los jueces de instrucción para ser imputado por el caso de los supuestos empleos ficticios que concedió a su familia, pareciera que su candidatura naufraga, aunque se resista.

Por un lado, el exministro de derecha Bruno Le Maire dimitió ayer del equipo de campaña del candidato, a la par que Jean-Christophe Lagarde, presidente del partido de centro UDI, anunció que el ente político decidió “suspender” también su participación en la campaña presidencial de Fillon.

En otro frente, fuentes cercanas a la investigación dijeron que su esposa, Penélope Fillon, fue también convocada ante la justicia para una eventual imputación de cargos por el mismo caso.

Así, al mar de anuncios se sumó el del semanario satírico Le Canard Enchaîné, que aseguró haber recibido amenazas de muerte tras develar a finales de enero los supuestos empleos ficticios de la mujer del candidato de la derecha a las presidenciales.

El medio que originó la investigación judicial que ha hecho tambalear la campaña del ex primer ministro indicó en la portada de su edición de ayer que, en el último mes, cada día “aterrizan en la redacción nuevos correos electrónicos y cartas” con insultos y amenazas.

Entre su contenido, según detalló, hay quien asegura que su mensaje es “una última advertencia” porque “no habrá supervivientes”, que sus días “están contados” o que “escupirán sobre su tumba”. Asimismo, se incluyen “amables referencias” a lo sucedido en el también satírico Charlie Hebdo, que en enero del 2015 fue objeto de un atentado yihadista por el que murieron 12 personas, insinuando que podrían correr la misma suerte.

A pesar de todo, el conservador anunció que mantendrá su candidatura a la presidencia –cuyas elecciones se celebran el 23 de abril y el 7 de mayo– y tildó su próxima imputación de “asesinato político”.

“No cederé, no me rendiré, no me retiraré, iré hasta el final”, declaró Fillon en su sede central de campaña.
“No me asesinan solo a mí, también a las elecciones presidenciales”, consideró Fillon, quien antes de estallar el escándalo en enero era el favorito según los sondeos; sin embargo ahora está en tercer lugar. Una manifestación de apoyo de sus simpatizantes está convocada para este domingo.

Según las últimas encuestas, Marine Le Pen, candidata de extrema derecha, y Emmanuel Macron, ex ministro de Economía, disputarían la segunda vuelta de la elección presidencial.

EFE-AFP