Archivo

Trump estaría planeando firmar versión revisada de su veto migratorio

Además, según el diario británico 'The Sun', habría acordado retrasar su visita al Reino Unido.

notitle
01 de marzo 2017 , 09:54 a.m.

Según informaron varios medios locales, el presidente de EE. UU., Donald Trump, planea firmar este miércoles la versión revisada de su veto migratorio, en el que introducirá cambios respecto al anterior para evitar conflictos legales.

De acuerdo con medios como The Wall Street Journal, Politico o The Washington Post, que citan fuentes gubernamentales bajo condición de anonimato, el nuevo veto excluirá, a diferencia del primero, a los ciudadanos de los países afectados que tengan residencia permanente en Estados Unidos o a los que ya tengan visado.

Además, el nuevo veto no entrará de inmediato en vigor, como pasó con el aprobado a finales de enero, para evitar la situación de caos que provocó el anterior.

Con su primer veto migratorio, Trump prohibió la entrada al país de los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Irak, Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán) durante 90 días y suspendió el programa de acogida de refugiados durante 120 o, en el caso de los sirios, de manera indefinida.

(Lea también: Donald Trump moderó su tono pero mantuvo el espíritu de sus propuestas)

Después de una semana de caos y confusión que provocó la firma del primer veto, el Gobierno introdujo algunas modificaciones, pero un juez suspendió el veto de forma temporal para estudiar su constitucionalidad, una decisión que luego mantuvo una instancia superior a la que Trump recurrió.

Ante la perspectiva de una larga batalla legal de desenlace incierto, Trump optó por emitir una revisión de la medida anterior, cuya aprobación ha venido retrasando. "Necesitamos ser rápidos, por razones de seguridad", dijo recientemente el presidente.

Trump retrasa su visita a Reino Unido

Por otro lado, según el diario 'The Sun', el presidente Trump habría acordado con la primera ministra británica, Theresa May, retrasar su visita al Reino Unido hasta después del verano para minimizar el riesgo de protestas en este país.

Según el rotativo, que cita fuentes del Gobierno británico, Trump quiere que se reduzca el nivel de oposición generado entre la población y el Parlamento cuando impuso su veto migratorio en enero.

El presidente "todavía tiene muchas ganas de venir este año, pero quiere que la presión baje un poco primero", declaró al diario la fuente gubernamental.

"La Casa Blanca sigue sorprendentemente de cerca lo que sucede aquí, y no quiere hacer una escena, también desde nuestro punto de vista", añadió.

May invitó a Trump a realizar una visita de Estado al Reino Unido cuando en enero visitó al recién investido presidente en Washington, siendo la primera mandataria internacional en hacerlo.

(Le puede interesar: Empieza debate sobre el 'brexit' en la Cámara de los Lores)

Esa invitación, que implica que la reina Isabel II sería la anfitriona, causó un aluvión de críticas en este país, donde los diputados promovieron una moción para que Trump no se dirigiera al Parlamento y más de 1,8 millones de ciudadanos firmaron una petición por internet pidiendo que se rebajara la categoría de la visita.

Esta petición fue debatida por la Cámara de los Comunes, si bien es un gesto simbólico, pues el Gobierno conservador reiteró que la visita se llevará a cabo y será de Estado.

Según 'The Sun', en un primer momento estaba previsto que Donald Trump viniera en junio, si bien ahora ambas partes habrían decidido retrasar el viaje hasta pasado el verano. Las fechas que se barajan son del 5 al 8 de octubre, señala el diario.

A la luz de esta información, un portavoz del Gobierno de May se limitó a señalar que "la invitación se cursó y fue aceptada" y "las fechas se anunciarán en su momento".

EFE