Archivo

Fiscal conducía bajo estado de alicoramiento

Policía de Tránsito de Barranquilla reveló el informe de alcoholemia practicado a la funcionaria.

31 de marzo 2016 , 12:33 a.m.

El comandante de la Policía de Tránsito de la Metropolitana de Barranquilla, mayor Gustavo Chaparro, confirmó ante los medios locales que la fiscal Karol Cecilia Manotas Ortiz, involucrada en un bochornoso escándalo en el que insultó y maltrató verbalmente a unos policías de tránsito, conducía en estado de alicoramiento.


La prueba de alcoholemia practicada a Manotas arrojó grado 3, aseguró el oficial. Por esta falta la funcionaria se vería abocada a pagar una multa de 16 millones de pesos y la suspensión de la licencia de conducir por 10 años.

El mayor Chaparro dijo que en el informe que entregaron los policías de tránsito se da cuenta que llegaron a atender un caso de un accidente en el que se encontró a dos mujeres en uno de los vehículos. La conductora, que sería la fiscal, en estado de embriaguez por lo que se les práctico la prueba de alcoholemia y se adelantó el procedimiento de tránsito para inmovilizar el vehículo.


Según información del diario local El Heraldo la fiscal Manotas “se incapacitó este miércoles y el martes, por lo que se ausentó de su despacho en la unidad de Administración Pública”.


Luego del lamentable episodio, registrado el pasado 18 de marzo en el norte de Barranquilla, la Fiscalía General de la Nación ordenó abrir una investigación contra Manota por violencia contra servidor público. Mientras que el Consejo Seccional de la Judicatura revisa en que fallas pudo haber incurrido la funcionaria.

BARRANQUILLA