Archivo

Con el Eln "serán conversaciones arduas"

Excomandante del ELN, Carlos Velandia, habla sobre lo que significa la mesa de negociación.

30 de marzo 2016 , 03:38 p.m.

La guerrilla del ELN que hoy se sienta en la mesa de negociación con el Gobierno colombiano, en busca del fin del conflicto con ese grupo, le generó al país durante los últimos 37 años 9.221 víctimas por los delitos de secuestro, asesinato selectivo, masacres y daño a bienes civiles.

Así se desprende de los registros del observatorio del Centro de Memoria Histórica. Solo por secuestros hay 6.789 víctimas desde 1978 hasta 2015.

El 54 % del total de las víctimas del Eln se produjeron en su gran mayoría durante los años 1998 y 2002, cuando era presidente Andrés Pastrana Arango y el país soñaba con una salida negociada con las Farc en el Caguán, proceso que se fue a pique en febrero de 2002.

El histórico anuncio que hoy se hace, en medio de las negociaciones avanzadas que llevan tres años y medio con las Farc, pone a Colombia en un acelerado proceso de paz. Carlos Velandia, alias Felipe Torres, quien fuera uno de los comandantes del ELN y que estuvo en la cárcel durante 10 años, le dijo a EL TIEMPO: “Tenemos muchas expectativas, ilusiones y alegrías. Fue muy luchado llegar hasta acá, pero ahora podemos decir que se completa la ecuación para pensar en una paz total en el territorio nacional”.

Para Velandia, la ausencia del Eln creaba incertidumbres en el proceso de La Habana: “No se podían tener fases parciales, parceladas. Ahora hay que apuntar a un gran proceso único y nacional. Considero que tendrán que analizarse de nuevo los tiempos”.

Aun cuando el Gobierno ha anunciado una agenda independiente con el ELN, comienza a inquietar el tema sobre el impacto que esto pueda tener en la agenda en desarrollo con las Farc. Velandia asegura: “La negociación con el Eln tendrá un ojo en lo que suceda con las Farc y los aportes y avances que se han hecho allí podrían agilizar las conversaciones que comienzan, que serán arduas”.

Y puntualiza: “Si bien se mirará lo que está pasando en La Habana, hay que tener en cuenta que ese es un proceso que está en su recta final, mientras con el Eln apenas comienza. Serán conversaciones arduas y demorarán lo que tengan que demorar”.

UNIDAD DE DATOS