Archivo

Los capítulos pendientes del 'carrusel' de la contratación

En el caso de los Moreno la justicia tiene aún pendiente la recuperación de los dineros malhabidos.

29 de marzo 2016 , 08:49 p.m.

Tanto Samuel Moreno como su hermano Iván tienen, además de los procesos por los que ya recibieron condenas de 18 y 14 años, respectivamente, otras investigaciones por corrupción pendientes ante la justicia.

En el caso del exalcalde Samuel Moreno, la Fiscalía lo acusó por el ‘proceso madre’ de los escándalos en su administración –la construcción del TransMilenio por la calle 26– y por los millonarios contratos de malla vial, en los que también se pagaron sobornos.

Aunque ya hay condenas, en el caso de los Moreno la justicia tiene aún pendiente la recuperación de los dineros malhabidos. Según la Fiscalía, los hermanos han aprovechado su carácter de ciudadanos de Estados Unidos para esconder bienes en ese país.

En los más de cinco años que completan las investigaciones por la corrupción en los contratos, la Fiscalía no ahondó en el capítulo del ‘carrusel nacional’ que, de acuerdo con versiones de varios testigos, también existió y permitió la disparada económica del Grupo Nule. A través de consorcios, los cuestionados empresarios sucreños lograron millonarias obras en varias regiones del país y en muchas de ellas incumplieron. Pero hasta ahora ningún exfuncionario del orden nacional ha sido procesado por esos hechos.

En el caso de los contratos por la calle 26, aún están pendientes las sentencias contra el excontralor Miguel Ángel Moralesrussi y la exdirectora del IDU Liliana Pardo, a pesar de que fueron los primeros capturados por el escándalo (2011).

De la misma manera, aunque en varios documentos radicados ante jueces para acusar a los Moreno y otros protagonistas del escándalo la Fiscalía ha hecho graves señalamientos contra el empresario Andrés Jaramillo, cabeza del grupo Conalvías, en su contra no se ha tomado ninguna decisión diferente a llamarlo a declarar.

La Fiscalía sostiene que los Nule fueron presionados para ceder el contrato de la calle 26 por el alcalde Moreno y que Jaramillo, cuya empresa se quedó con el negocio, participó en ese plan.

JUSTICIA