Archivo

'Eln no debió cobrar por una liberación pactada': Juan Fernando Cristo

Gobierno le había pedido a la familia de Cabrales no dejarse presionar. Insistió en el diálogo.

notitle
29 de marzo 2016 , 07:52 p.m.

Como un acto “condenable e inaceptable” calificó este martes el Gobierno el rescate económico que cobró el Eln para acabar con los más de seis meses de secuestro del abogado Ramón José Cabrales, sabiendo que su liberación ya estaba acordada.

El propio Ejecutivo reveló que el regreso a la libertad del jurista nortesantandereano se había acordado entre las comisiones del Gobierno y de ese grupo ilegal que exploran –desde hace meses– la posibilidad de concretar una eventual mesa de negociación de paz.

Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, aseguró que el frente del Eln que secuestró al abogado de 40 años buscó un beneficio económico y presionó a la familia del secuestrado para pagar un rescate.

El Gobierno rechaza esa actitud del Eln de tratar de sacar un beneficio económico cuando tenían que tomar la decisión política”, precisó el Ministro del Interior, quien no obstante enfatizó: “Hay que avanzar porque la paz completa necesita del Eln”. (Lea también: Pago al Eln por liberación del abogado Cabrales genera desconcierto)

Esta última postura del alto funcionario es para ratificar que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos tiene la voluntad de seguir explorando una mesa de negociación con el Eln, a pesar de que exigió dinero en efectivo para liberar a un secuestrado. “No debió cobrar por una liberación pactada”, añadió.

Cristo dejó claro que tampoco comparten en el Ejecutivo que la familia haya pagado un rescate a un grupo ilegal, pero ratificó que es entendible debido a la presión y a las amenazas.

Incluso –pero sin dar más detalles– el Ministro del Interior recordó que el pago de ese rescate a una organización al margen de la ley “puede tener consecuencias legales”.
“Lamento que la familia haya pagado por la liberación”, precisó Cristo, quien añadió que en varias oportunidades se pidió “que no se dejaran presionar”.

El abogado Cabrales había sido secuestrado el 3 de septiembre pasado cuando salía de una finca en los alrededores de Ocaña (Norte de Santander). En ese momento oficiaba como asesor de la Gobernación del departamento.

Su liberación, que en principio se entendió como un gesto humanitario del Eln pero que luego se supo –por boca del propio Cabrales– que se había dado tras el pago de un rescate, se concretó el 23 de marzo pasado, cuando fue entregado a una comisión humanitaria en zona rural de la población nortesantandereana de Teorama.

Sin embargo, hay que entender que los Cabrales han sido claras víctimas del secuestro en Norte de Santander. No en vano Ramón es el cuarto miembro de esta familia que ha sido raptado con exigencia de pago de rescate.

Diferentes sectores, incluido el Presidente, pedían la liberación de todos los secuestrados para poder continuar explorando un eventual diálogo con el Eln, aunque en ningún momento se habló de que se diera tras pagar un rescate.

POLÍTICA