Archivo

Adopción gay: el debate que se abre de nuevo

El colectivo 'Firmes por papá y mamá' radicó las firmas para prohibir la adopción homosexual.

notitle
29 de marzo 2016 , 03:29 p.m.

 El debate se encendió de nuevo. Mientras decenas de personas con camisetas blancas, pancartas y arengas en contra de la adopción por parte de parejas del mismo sexo y un grupo de personas arropadas con la conocida banderas arco iris que distingue a la comunidad LGBTI se enfrentaban a las afueras de la Registraduría Nacional, al interior del recinto la senadora Viviane Morales junto al colectivo 'Firmes por papá y mamá' radicaron este martes las firmas para la convocatoria a un referendo, a través del cual se prohibiría la adopción homosexual.

Fueron en total 2’306.000 firmas las que el colectivo 'Firmes por papá y mamá', liderado por la senadora Viviane Morales y su esposo, Carlos Alonso Lucio, logró reunir con el argumento de que, como lo explicó la congresista, “debe respetarse el derecho constitucional de la conformación de la familia y los derechos de los niños a crecer con un papá y una mamá”.

“El protagonista principal (de este proceso) fue el ciudadano anónimo, que se manifestó en favor de que sean los colombianos y no cinco o seis magistrados los que decidan por todo un país sobre los derechos de los menores”, indicó Morales.

En el mismo sentido, la exconcejal y miembro de la Misión Carismática Internacional, Clara Sandoval, aseguró que este un paso importante que se da para que prevalezca la verdadera función del Estado, que “no es buscarle hijos a los padres, sino padres a los hijos”, indicó y agregó que esta función debe estar por encima de todo a pesar de los que piensen los detractores.

Precisamente entre los que se oponen a la iniciativa se encuentra Felipe Osorio, uno de los miembros de la comunidad LBGTI que hicieron presencia en la Registraduría, para quien las personas homosexuales “no podemos ser tratadas como ciudadanos de segunda clase. Nosotros pagamos impuestos al igual que todos los colombianos y debemos tener los mismos derechos”.

La recolección de firmas para convocar al referendo para preguntarle a la ciudadanía si está o no de acuerdo con la adopción de niños por parte de parejas homosexuales inició desde noviembre de 2015 cuando la Corte Constitucional decidió permitir la adopción de menores a las parejas del mismo sexo.

En esa oportunidad, la Sala Plena del alto tribunal votó a favor una ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio que le da vía libre a la adopción igualitaria en Colombia. El resultado quedó con seis votos a favor de la ponencia y dos en contra de los magistrados Gabriel Eduardo Mendoza y Luis Guillermo Guerrero.

La ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio sostenía que la adopción de niños por personas con orientación sexual diversa, en general, y por parejas del mismo sexo, en particular, no afecta por sí misma el interés superior del menor, ni compromete de manera negativa su salud física y mental o su desarrollo integral.

Lo que se viene en el proceso

Una vez las firmas sean avaladas por la Registraduría, la iniciativa pasará a manos del Congreso de la República, que deberá hacer el trámite de la ley ordinaria que contendrá la pregunta con la que se convocará a la ciudadanía a las urnas.

De ser aprobado, el proyecto pasará a manos de la Corte Constitucional. Y será en el alto tribunal donde se dé la más dura pelea, pues los magistrados tendrían que analizar una decisión que ya tomaron.

Sin embargo, según asegura Carlos Alonso Lucio, “confiamos en que los magistrados se declaren impedidos, pues ya tuvieron incidencia en la sentencia que autorizó la adopción para parejas del mismo sexo, hace unos meses. Constitucionalmente el proyecto no puede ser abordado por ellos, habría que nombrar conjueces.”.

De surtir todo el proceso, el referendo contra la adopción por parte de parejas del mismo sexo sería convocado para esperar a que los colombianos se pronuncien al respecto.

POLÍTICA