Archivo

Con un gol en fuera de lugar, Rionegro le empató 1-1 a Once Caldas

Luis Páez estaba adelantado cuando decretó la igualdad en el aplazado de la cuarta fecha.

notitle
27 de marzo 2016 , 07:20 p.m.

Los antioqueños llegaron a 21 puntos y se mantienen en la segunda casilla de la tabla de posiciones; Once Caldas, que estuvo por encima del marcador durante 24 minutos, completó 13 unidades y subió al décimo puesto.

Un partido con pocas emociones, muchas imprecisiones y una jugada dudosa en el gol del empate del conjunto local, fue el que protagonizaron Rionegro Águilas y Once Caldas, este domingo de Resurrección, en el estadio Alberto Grisales.

En el primer tiempo los dos arqueros sólo intervinieron una vez, el de Once Caldas, José Cuadrado, tuvo trabajo cuando salió a achicarle el camino al delantero Luis Páez que venía corriendo en un contragolpe; el de Rionegro, Pablo Torresagasti, casi al final, fue exigido cuando rechazó con los puños un tiro libre de John Freddy Salazar.

En el segundo tiempo los equipos aflojaron las precauciones, afinaron los pases y fueron más profundos a la hora de atacar.

Tanto así, que a los ocho minutos de haber comenzado la parte complementaria, el equipo de Rionegro casi convierte el primero, tras un cabezazo de Luis Páez que el arquero Cuadrado contuvo en la raya.

La respuesta a esa amenaza de Rionegro fue el gol de Once Caldas. La jugada nació en un pase largo del arquero Cuadrado. Antes de que el balón llegara a la medialuna rebotó en la grama, los centrales de Rionegro dejaron que el balón siguiera su rumbo para que el arquero Pablo Torresagasti lo recibiera.

Ante la duda que mostraron los defensores, el jugador Óscar Estupiñán fue más hábil e inteligente, pues le ganó el salto al arquero y pudo cabecearlo antes de que le llegara el balón a las manos, convirtiendo así el 0-1 para los manizalitas.

El técnico Néstor Otero, sorprendido, se mandó las manos a la cabeza, sus gestos eran de incredulidad al ver cómo sus dirigidos no evitaron para que no ocurriera ese gol así de fácil.

Estupiñán no alcanzó a celebrar el gol, pues en el salto se lesionó su muslo derecho. El encargado de reemplazarlo fue César Arias, quien por poco, dos minutos después, casi amplía el marcador pero no tuvo puntería.

Rionegro, que lucía desconcentrado, intentó el empate con un remate de Yilton Díaz que llegó sin peligro a manos del arquero de Once Caldas.

El conjunto visitante entonces veía que podía ampliar el marcador, sus jugadores tenían más movilidad y el balón no salía de sus dominios. Pero cuando mejor estaba Once Caldas recibió el gol del empate. Un gol que hasta después de terminado el compromiso no dejaron de insistir que había sido en fuera de lugar.

El 1-1 a favor de Rionegro se dio después de un rebote que soltó el arquero Cuadrado ante un fuerte remate de Jonathan Álvarez. Los jugadores y aficionados del conjunto de Manizales insistieron que en el momento del remate de Álvarez el delantero Luis Páez estaba adelantado, posición que le facilitó ‘pescar’ el rebote y convertir con la izquierda el gol que le dio a Rionegro un punto y le permitió ampliar el invicto de su estadio.

Luego del empate ninguno de los dos equipos se animó a crear más opciones y el marcador no se movió más en el Alberto Grisales.

Cuando terminó el partido, el defensor de Once Caldas, Franklin Lucena, señaló que “fue lamentable lo que estamos pasando, que hacemos más que el rival pero terminamos perdiendo los puntos. Así es el fútbol. Hoy no fue nuestro mejor partido pero nos vamos con un empate frente a un rival que le está yendo muy bien en el torneo”.

Para el volante de Águilas, Hilton Murillo, el 1-1 fue bien recibido: “Sabíamos que enfrenábamos a un rival difícil, no nos podíamos basar en los últimos resultados de ellos. En este partido estuvimos desorientados. Creo que fue importante mantener el cero en el primer tiempo. Después cometimos errores pero al final pudimos empatar, salvamos un punto y aún tenemos vivo el invicto en nuestro estadio”.

En la próxima fecha, Rionegro Águilas recibirá a Cortuluá, el sábado a las 2:00 de la tarde; mientras que Once Caldas jugará el domingo, en el Palogrande frente a Millonarios, a las 2:00 de la tarde.

Síntesis

Rionegro Águilas 1 - Once Caldas 1

Rionegro Águilas: Pablo Torresagasti (3); Fabián Viáfara (5), Javier López (4), Hanyer Mosquera (5), Fabio Rodríguez (5); Géiler Mosquera (5), Hilton Murillo (6), Carlos Arboleda (6), Jonathan Álvarez (6), Víctor Zapata (5); Luis Páez (6).
D.T.: Néstor Otero.

Once Caldas: José Cuadrado (4); Jonathan Lopera (5), Franklin Lucena (6), Hernán Menosse (6), Luis Murillo (6); Jairo Palomino (5), Jesús Marimón (5), Harold Isaza (6), John Freddy Salazar (5), Luis Peralta (5); Óscar Estupiñán (6).
D.T.: Javier Torrente.

Partido: Aburrido.

Cambios en Águilas: Yilton Díaz (5) por Víctor Zapata (1 ST), Jaime Córdoba por Géiler Mosquera (14 ST) y Luis Hurtado por Fabián Viáfara (22 ST).

Cambios en Caldas: César Arias (5) por Óscar Estupiñán (12 ST), Daniel Hernández por Harold Isaza (19 ST) y Cristian Flórez por Luis Peralta (32 ST).

Goles de Águilas: Luis Páez (34 ST).

Goles de Once Caldas: Ó. Estupiñán (10 ST).

Expulsados: No hubo.

Amonestados en Águilas: V. Zapata (13 PT), H. Mosquera (37 PT), L. Páez (2 ST), J. Álvarez (12 ST) y Y. Díaz (27 ST).

Amonestados en Once Caldas: L. Peralta (9 PT), H. Isaza (5 ST), C. Flórez (37 ST) y J. Lopera (45+2 ST).

Figura: Luis Páez (6).

Estadio: Alberto Grisales.

Asistencia: 3.000 espectadores aprox.

Taquilla: No fue suministrada.

Árbitro: Cristhian Villarraga (5).

ESTEBAN TORRES ARBELÁEZ
Para EL TIEMPO
Rionegro