Archivo

Ventiladores, agua e hidratantes, en las maletas de Ecuador

El equipo dirigido por Gustavo Quinteros llegará este domingo a Barranquilla.

notitle
26 de marzo 2016 , 05:07 p.m.

Ventiladores, botellones de agua y bebidas hidratantes empacaron los empleados de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), en estos días.

Ellos cumplieron estas tareas como parte del plan logístico preparado por el cuerpo técnico de la Selección -en coordinación con los médicos y los personeros de la FEF- antes del viaje a Barranquilla.

El desplazamiento será este domingo a las 5 p.m., en un vuelo chárter. Los implementos y los recipientes serán trasladados unas dos horas antes del viaje al aeropuerto de Tababela.

Según Claudio Campos -coordinador de la Selección-, el plan logístico se diseñó desde hace más de una semana. ¿Por qué llevar ventiladores y agua a Barranquilla? Campos explica que, en esa ciudad (donde Ecuador jugará contra Colombia, este martes, desde las 3:30 p.m.) se espera mucha humedad y calor.

Y agrega que, con estos implementos, los ecuatorianos tendrán, en todo momento, líquidos para hidratarse y evitar sofocamientos. De acuerdo con los pronósticos meteorológicos, el día del cotejo se registrarán temperaturas de hasta 34 grados centígrados.

Además, se prevé que pudiera caer una llovizna, a la hora del encuentro de la sexta fecha de la eliminatoria suramericana al Mundial de Rusia 2018.

“En ese escenario (Metropolitano de Barranquilla) hay mucho calor y humedad que complican la estadía”, insiste Campos.

Frickson Erazo, defensa titular de la Tricolor, jugó en esa cancha en la eliminatoria al Mundial de Brasil 2014. Recuerda que en ese encuentro -del 6 de septiembre del 2013, contra los ‘cafeteros’- la cancha estaba ‘pesada’.

Había llovido la víspera del encuentro. Y el día del juego también llovió por lo que el encuentro se retrasó una hora.

“Es muy difícil jugar ahí. Por la lluvia no se sintió el calor en el último partido, pero el césped estaba pesado”, rememora el zaguero que será titular contra el equipo del entrenador José Pekerman.

Eso sí, él se muestra seguro de que las precauciones tomadas por el cuerpo técnico ayudarán a que el plantel cumpla un buen cotejo. Por eso, recalca que “Ecuador debe ser inteligente durante los noventa minutos para jugar a ras de la cancha. Lo más importante es que Ecuador imponga el fútbol que ha mostrado en este proceso”.

Para el arquero argentino Sebastián López -quien jugó en Barranquilla con el club Uniautónoma - los conjuntos visitantes sienten más el calor a partir de las 3 p.m.. Así lo indicó a ‘Canchallena.com’. Para él hay que ‘ahogar’ a los rivales y jugar rápido con una cancha cortada a ras de piso.

En Ecuador estas precauciones son claves. Pero también lo es jugar al ataque, como anticipó el DT Gustavo Quinteros.

ÁLEX PURUNCAJAS
Redactor de EL COMERCIO de Ecuador
GDA