Archivo

¿Por qué hoy no hay misa en ninguna iglesia católica del mundo?

Aquí, algunos datos no tan conocidos de la Semana Mayor.

notitle
25 de marzo 2016 , 12:16 a.m.

Año tras año, los colombianos gozamos del festivo más largo gracias a las celebraciones de la Semana Santa. Algunos, por su fe, aprovechan este tiempo para la oración y la reflexión. Otros prefieren invertirlo en pequeñas vacaciones en el primer semestre del año.

No obstante, hay aspectos de la Semana Mayor que pueden pasar desapercibidos por los creyentes y por los que no profesan el cristianismo católico o que sencillamente no creen.

La fecha en que se celebra la Semana Mayor está definida por la luna

Uno de los aspectos más desconocidos es el por qué en el cambio de fechas. Pues algunas veces se celebra en marzo y otras veces en abril. Esto se debe a que la Iglesia Católica Romana toma como referencia el calendario lunar. Para entenderlo a fondo, hay que tener presente en primer lugar que el hecho central de la Semana Santa es la resurrección de Cristo, la cual se celebra el día domingo. (Vea: Bogotá y sus planes imperdibles en Semana Santa)

De acuerdo con los textos bíblicos, Jesús celebra la última cena cerca al día de la pascua judía, la cual, según las normas de aquel pueblo, es celebrada el día 15 del mes de Nisan–nombre bíblico del primer mes–, que empieza con la primera luna nueva de primavera. A raíz de esto, las primeras comunidades cristianas mantuvieron la fecha (Lea también: ¿Por qué se visitan los siete monumentos en Semana Santa?).

Sin embargo, con el tiempo hubo disidencias dentro de la iglesia y eso explica el por qué Católicos Romanos y Católicos Ortodoxos tienen diferentes fechas para la Semana Santa.

Viernes santo, un día sin misa a nivel global

Luego del Jueves Santo, día en que se conmemora la última cena, los sacerdotes consagran hostias suficientes para no volver a hacerlo hasta el sábado santo. ¿Por qué? Tras la cena, Jesús fue capturado y desde ese momento comienza lo que se le conoce como la pasión y muerte de Cristo, las cuales se conmemora durante todo el Viernes Santo. Por tal motivo, la iglesia Católica entra en un ‘luto’ ese día.

“La eucaristía es un sacramento y los sacramentos nacen a partir de la resurrección de Cristo, por tal motivo, en este día no se celebra la misa”, explica el padre Cesar Ortiz, sacerdote en la Arquidiócesis de Bogotá.

(Además: La muerte de Jesús: verdad contada por los historiadores no cristianos)

Pero, ¿qué es lo que se hace durante esta fecha? En los Viernes Santos se suele hacer una liturgia, la cual consiste en la lectura de tres textos bíblicos, entre ellos, la narración de la pasión de Cristo en el evangelio escrito por el apóstol Juan.

Es de resaltar que si llegase una persona a morir entre el Jueves y el Domingo Santo, lo normal sería que el viernes no se llevara a cabo la misa para su ‘despedida’, sino que se pospondría para el domingo.

La música, las campanas y la oscuridad

Desde el comienzo de la cuaresma con el miércoles de ceniza, las misas están cargadas de significados, especialmente las del jueves, viernes y la noche del sábado de la Semana Santa.

El tiempo de cuaresma (este incluye la Semana Santa) es un tiempo penitencial; tiempo de austeridad. Entre los signos para destacar la austeridad está la supresión de los cantos Gloria y Aleluya. En este sentido, estas canciones volverán a ser entonadas en el momento de la resurrección para así resaltar el gozo y la alegría que tiene la comunidad por la fiesta que conmemoran.

Sin embargo, hay una excepción. El Jueves santo se puede cantar el gloria. Durante la entonación de este himno, las iglesias tocan las campanas para resaltar la solemnidad. Dichas campanas no volverán a sonar, ni siquiera para anunciar el inicio de las ceremonias, hasta la vigilia pascual, es decir, el sábado en la noche.

Durante la vigilia, el templo permanece a oscuras para reflejar las tinieblas del mundo por el pecado, la cual, conforme a la creencia cristiana, es disipada por la resurrección de Cristo.

Por eso, al momento de leer el evangelio sobre la resurrección según Lucas, las luces de la iglesia se encienden y se da inicio a lo que se conoce como el tiempo de la pascua el cual durará 50 días, fecha en la que se celebra la fiesta del pentecostés o venida del Espíritu Santo.

Nicolás Cortés Mejía
Twitter: Nicortes_m
ELTIEMPO.COM