Archivo

Meluk le cuenta... (¡Colombia sobrevive al apagón!)

El que pierde contra Bolivia seguro que no merece ir a nada...

24 de marzo 2016 , 06:57 p.m.

Hubiera sido inaudito que Colombia hubiera perdido este jueves con Bolivia en La Paz. Y lo hubiera sido no solo porque estuvo a punto de tirar al inodoro y de manera increíble una ventaja clara 0-2 a favor, sino porque esta Bolivia es una burrita muy, pero muy mansa. Es como uno de esos perros chiquitos que en su jardín ladran y gruñen y muestran sus colmillitos. Pero no más que eso, un perrito chiquito.

Aquí hay que ser claros en varios puntos.

Primero: ¿Por ganarle a Bolivia vamos ya vamos a clasificar al Mundial? ¡NO! ¡Por supuesto que no! Pero  el que pierde con Bolivia seguro que no merece ir a nada…

Segundo: A Colombia le tocaba ganar, era obligatorio hacerlo para cuadrar caja y recuperar los puntos perdidos con Argentina en casa.  Más allá del lío de la altura, de los jugadores de Colombia pidiendo inhalocámaras de aire  en la banda en lugar de botellitas de agua; más allá de que cualquier consideración propia o ajena o externa, se necesitaban los 3 puntos. Y eso se cumplió. Antes de cualquier análisis táctico o estratégico o de circunstancias puntuales de juego, se ganó.  

Tercero: El primer tiempo de Colombia fue muy bueno. El plan de ser un equipo cerrado atrás, parado adelantico de las 18, con poco espacio entre sus jugadores, corriendo lo menos posible, muy ordenado, manejando los tiempos del juego y atacando con pocos pases y en largo. Y con una efectividad de gol en dos de sus duros: gol y pase gol de James, gol y pase gol de Bacca. Bolivia solo tuvo dos tiros, uno de ellos muy peligroso acabándose el primer tiempo. Controladitos.

Cuarto: con el 0-2, Bolivia se  fue encima (no tenía otra) atacó por el lado de Celis y Díaz, los más flojos del equipo, y Colombia se desconectó. Perdió las distancias entre zagueros y volantes, el equipo se alargó, Jeison Murillo y Díaz fallaron puntualmente en las jugadas de gol en contra (Murillo la mano del penalti del 1-1 y perdió el duelo en el 2-2 antes de que Díaz se resbalara).

El equipo se desconcentró, se fue quedando sin aire, los volantes de marca dejaron de filtrar el partido y hasta Ospina salvó al equipo de perder el juego con una atajadota.  Un apagón pavoroso e increíble después del impecable primer tiempo. Sería estúpido creer que el DT no mandó a hacer lo mismo. No me cabe en la cabeza que hubiera mandado a hacer otra cosa.

Quinto: ¿Y los cambios de Pékerman? Todos fueron para ganar el partido al ataque. Todos fueron ofensivos. EL primero, y más polémico, fue el de Cardona por Pérez. ¿Por Pérez…?  Lejos le estaba yendo peor a Celis… Pero el DT creyó que Pérez estaba ya sin aire y metió a un hombre de ataque: Cardona. Un hombre de tanto ataque que terminó haciendo el gol del triunfo. Yo, lo confieso, hubiera sacado a Celis.

El relevó de Muriel por Bacca fue de ficha por ficha. Un punta definir menos cansado. Y Muriel tuvo el gol. Se lo sacó el arquero. Y en la jugada del 2-3 del triunfo, Muriel se llevó la marca de manera sensacional para dejar solito a Cardona.

Luego, el DT luego sacó a Cuadrado (que tuvo un segundo tiempo malo) por Marlos Moreno que fue quien lideró el ataque y le hizo el pase gol a Cardona… Es incuestionable que los cambios le salieron. Todos. Los hechos lo demuestran.

Sexto: ¡hay mucho gadejo! Un grueso sector de la crítica (de los más sabios hasta los pichones de geniecitos) y mucha gente que opina en las redes sociales  hablan como si se hubiera perdido. Dicen que el DT es un burro, que James es un palo, que Bacca es unas estaca, que patatín y patatán…  Es cierto que  hay que guardar la proporción y la mesura porque se le ganó como se esperaba al perro chiquito de Suramérica. Como es cierto que esta Selección no es la misma del ‘Mundialazo’ porque no tiene los mismos jugadores ni a los símbolos en su mejor nivel.

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta