Archivo

Ibagué se quedó sin contralor y personero

El tribunal Administrativo los suspendió de sus cargos por una demanda de nulidad electoral.

notitle
23 de marzo 2016 , 10:34 p.m.

Ibagué. Los elegidos personero y contralor de Ibagué, Julián Andrés Prada y Ramiro Sánchez, no alcanzaron a calentar sus puestos porque días después de sus posesiones, el Tribunal Administrativo del Tolima, tras admitir una demanda de nulidad electoral, decidió suspenderlos de sus cargos.

Tras una convocatoria adelantada por la Escuela Superior de Administración Pública (Esap) y la Corporación Unificada Nacional (CUN) fueron escogidos por el Concejo Municipal en procesos llenos de controversias por posibles inhabilidades, ya que posiblemente suscribieron contratos en los 12 meses anteriores a su elección.

“Fueron elecciones cargadas de acuerdos políticos”, afirmó el abogado Wilson Leal Echeverry, representante de otra candidata al cargo, Marcela Jaramillo. Agregó que “se pasó por encima de las normas”.

En el caso del contralor, quien fue director de la regional de la Esap hasta 4 meses antes de su elección, se vislumbran posibles inhabilidades toda vez que celebró 160 contratos, lo que llevó al Tribunal a declarar la suspensión provisional tras una acción de nulidad interpuesta por Jaramillo, que obtuvo el mayor puntaje en la evaluación.

Jaramillo obtuvo en el concurso público de méritos 83,1 puntos, seguida de Ariel Medina con 73,7 y Ramiro Sánchez con 73,3. El proceso de selección favoreció ampliamente a Jaramillo, pero Ramiro Sánchez, con 10 puntos menos, fue elegido por el Concejo de Ibagué.

“En la entrevista de los aspirantes, sorpresivamente el Concejo le dio mayor puntaje a Sánchez”, dijo el abogado Leal, y agregó que el concurso de méritos “fue modificado” pues antes establecía que únicamente quien tuviera puntaje superior a 80 podría hacer parte de la lista de elegibles, requisito que solo cumplía Jaramillo.

Por los lados de la Personería, la inhabilidad estaría representada en un contrato que firmó Julián Andrés Prada con el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder). Se celebró el 5 de junio del 2015 y su elección fue 6 meses después.

“La elección del contralor es la crónica de una muerte anunciada, pues la prensa informó de su inhabilidad por haber sido gerente de la Esap dentro del mismo año de su elección”, aseguró el concejal Pedro Mora.

IBAGUÉ