Archivo

Los páramos y la producción agrícola, las apuestas de la Rape

El organismo también trabaja en una plataforma de gestión regional de cambio climático.

notitle
23 de marzo 2016 , 10:25 p.m.

La protección de los páramos del centro del país y el mejoramiento de los ingresos de los pequeños agricultores hacen parte de las apuestas de la primera Región Administrativa y de Planeación Especial (Rape) que se constituye en Colombia.

Esta entidad, creada hace dos años, viene trabajando con las administraciones departamentales y los consejos territoriales de planeación con el fin de impulsar la integración regional de Boyacá, Cundinamarca, Meta, Tolima y Bogotá. Su objetivo es generar un desarrollo regional coordinando planes y proyectos de cada uno de los departamentos.

Según el director del organismo, Carlos Córdoba Martínez, en estos cinco departamentos están el 50 por ciento de los páramos del país (1’400.000 hectáreas), los cuales se han visto afectados por la minería, la presión inmobiliaria y la ganadería. “Estamos buscando proteger esa zonas productoras de agua realizando unos ejercicios de restauración y conservación en 53 municipios”, afirma Córdoba.

En cuanto al mejoramiento de ingresos de pequeños productores rurales, la idea es hacer un piloto para organizar el abastecimiento alimentario.

La ineficiencia está generando un sobrecosto del 21 por ciento de los alimentos frescos que estamos consumiendo”, comenta Córdoba, quien agrega que Bogotá sería una de las más beneficiadas, ya que esta tiene una gran dependencia de seguridad alimentaria (el 83 % de los alimentos que se consumen en la capital tienen como despensa natural los departamentos que la circundan).

La Rape trabaja en una plataforma de gestión regional de cambio climático, que busca las reducciones de gases de efecto invernadero, conservación y regulación de las fuentes hídricas y adaptaciones de prácticas agrícolas. “La idea es que la plataforma ayude a definir cuáles son las acciones concretas que deben ir tomando alcaldes y gobernadores para hacer adaptación y mitigación de cambio climático”, explica Córdoba.

Los recursos que se estiman para alcanzar la realización de todos estos proyectos suman aproximadamente 39.000 millones de pesos, aportados por el Fondo de Desarrollo Regional de Regalías y por sus socios.

“A todos nos conviene lograr desarrollos urbanos en Villavicencio, Ibagué, Tunja, porque vamos a tener menor presión demográfica y económica en Bogotá y el área metropolitana”, explica el director de la región central.

EL TIEMPO