Archivo

Martin ganó la etapa y es el nuevo líder de la Vuelta a Cataluña

El colombiano Nairo Quintana está de quinto en la general, a 19 segundos del irlandés.

notitle
23 de marzo 2016 , 11:43 a.m.

Daniel Martin (Etixx-Quick Step) presentó credenciales para el triunfo de la Vuelta Ciclista a Cataluña, que ya ganó en 2013, tras llevarse la primera de las dos etapas pirenaicas de la carrera catalana, en la que el español Alberto Contador (Tinkoff) terminó segundo.

Martin atacó en los últimos 500 metros explosivos de la ascensión a La Molina, dejando atrás a Contador (Tinkoff) y al francés Romain Bardet (AG2R La Mondiale), segundo y tercero, que terminaron a 2 segundos, respectivamente, del vencedor.

Un resultado -la primera victoria de etapa con su nuevo equipo- que permite al irlandés hacerse con el liderato de la ronda catalana, con 6 y 8 segundos de ventaja con respecto a Contador y Bardet, tras una etapa en la que el colombiano Nairo Quintana (Movistar) y Richie Porte (BMC) han cedido 9 segundos, mientras que Chris Froome ha cruzado la meta a 12 segundos del líder.

Llegó el primer plato de los Pirineos a la Vuelta. Cuatro puertos de primera categoría -Alt de Coubet, Alt de Toses y Alt de La Molina, este último en dos ocasiones- eran la primera piedra de toque para los muchos favoritos que participan en la ronda catalana.

Ya desde los primeros kilómetros siete valientes, entre los que destacaba el francés Kevin Reza (FDJ), emprendieron la primera aventura del día. Superaron juntos dos de los cuatro puertos de montaña, mientras el pelotón, liderado por los gregarios del Movistar y el Sky, los controlaban sin demasiados problemas.

Por el camino abandonó el velocista Nacer Bouhanni (Cofidis), vencedor de las dos primeras etapas de y líder hasta este miércoles de la carrera, así como un 'notable' de la talla de Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) que llegaba a Cataluña con dudas.

Antes de la primera ascensión a La Molina sólo había dos supervivientes de la escapada -Duyn (Rompot) y Howes (Cannondale)- a los que se unió el holandés Pieter Weening (Roompot), que a 30 kilómetros atacó y coronó en solitario la primera ascensión a la estación de esquí.

Los primeros en atacar la primera posición del holandés, fundido, fueron el colombiano Jarlinson Pantano, a 10 kilómetros del final, y el belga Vervaeke (Lotto Soudal). Este último contactó con Weening a 9 kilómetros del final, mientras en el pelotón nadie se atrevía, todavía, con un ataque.

Aguantó el corredor del Lotto Soudal en solitario hasta que los favoritos dijeron basta. A tres kilómetros para el final, el primero en probarlo fue el holandés de Sky Wouter Poels, aunque los favoritos reaccionaron y frustraron su intento de escapada.

También lo intentó el colombiano Nairo Quintana, aunque muy controlado por Richie Porte y Alberto Contador, no consiguió su objetivo. Más suerte tuvo, Martin, que en la última rampa de La Molina aumentó el ritmo y dejó atrás a los favoritos para llevarse la etapa. Contador, Bardet y Van Garderen intentaron frenar al jefe de filas del Etixx-Quick Step, pero el final de etapa con unos últimos 200 metros explosivos favorecieron la cadencia del irlandés, que llegó con una ventaja de 2 segundos con respecto a sus tres perseguidores.

Más rezagados llegaron Richie Porte y Nairo Quintana, quinto y sexto, respectivamente, mientras que Chris Froome pasó a tres segundos del australiano y el colombiano. En las carreteras de Girona, donde reside el vencedor, Martin dio el primer golpe a la Volta. Mañana tendrá otra oportunidad para mantener el liderato en la etapa reina, de 172 kilómetros con inicio en Bagà y final en Port Ainé, donde el irlandés ya se llevó en 2013 el triunfo que le catapultó para enfundarse el maillot de vencedor en Barcelona.

Será una jornada maratoniana en la que el pelotón deberá superar un puerto de tercera categoría (Túnel del Cadí), otro de primera (Enviny) y dos de especial (Port del Cantó y Port Ainè), que pueden empezar a despejar la lista de candidatos para alzar la 96ª edición de la ronda catalana.

EFE