Archivo

No aparece administradora de empresas vinculada a Alcaldía de Cali

Se desconoce paradero de María Teresa Valdés, quien labora en Hacienda Municipal

notitle
23 de marzo 2016 , 08:32 a.m.

Desde hace casi tres semanas, el paradero de María Teresa Valdés Tróchez se convirtió en un misterio.

La administradora de empresas, de 41 años, desapareció cuando habría viajado desde Cali hacia Popayán.

Una versión indica que ese viaje fue el sábado 5 de marzo. Otra señalaría que es desde el lunes 7.

La información entregada por un allegado a la familia señalaría que Valdés, vinculada al Grupo administrativo del Departamento de Hacienda Municipal de la capital del Valle, salió hacia Popayán, donde realizaría un trámite, sin detalles del mismo.

Entre sus familiares existe preocupación sobre lo ocurrido. No es precisa la hora ni el día de ese desplazamiento por fuera de Cali.

“Nos extraña y preocupa que no se reporte después de tantos días cuando es una persona cumplidora de sus obligaciones personales y laborales, además que nos debe informar en dónde se encuentra, pues su familia se preocupa mucho por ella”, dijo un familiar.

Los compañeros y compañeras de trabajo también se declaran sorprendidos por su desaparición. Ella fue contratista, además, del Concejo Municipal el año pasado, donde dejó amistades que se unen a su búsqueda.

Hasta ahora no se ha encontrado información sobre la funcionaria en las consultas a hospitales y otras entidades públicas.

La administradora Valdés es una mujer de tez blanca, cabello castaño claro y de 1,70 de estatura.
Cualquier información es esperada en los teléfonos 318 00 34, 320 851 15 82 ó 3166182593.

Mientras tanto, no se conoce el paradero de los empresarios Efraín de Jesús Giraldo y Andrés Oliveros Giraldo, quienes fueron vistos por última vez en un centro comercial del sur de Cali el 14 de abril de 2015.

Giraldo Alzate, de 45 años, 1,84 metros de estatura y robusto, padre de un hijo, salió el domingo 12 de abril en la camioneta Toyota Hilux blanca, modelo 2014, doble cabina, de placas TJS-919 desde Bogotá a Palmira, donde visitó a su progenitora.

El martes 14, a las 7:00 a.m., recogió a su sobrino Andrés Fernando Oliveros Giraldo en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, de Palmira. Ambos siguieron en el carro hasta un centro comercial del sur de Cali, donde realizarían unas compras.

Desde allí se perdió su rastro. Tampoco se ha localizado el automotor en el que se movilizaban.

CALI