Archivo

Atentados en Bruselas dejan 31 muertos y más de 200 heridos

Ocurrieron en el aeropuerto y en el metro de la capital de Bélgica. Europa, en alerta máxima.

notitle
22 de marzo 2016 , 02:48 a.m.

A 31 muertos y 270 heridos aumentó el número de víctimas este martes a causa de dos explosiones en el aeropuerto internacional de Zaventem, en Bruselas, y una más en la estación de metro de Maalbeek, en el centro de la capital de Bélgica.

Sobre las 08.15 horas (07.15 GMT) se produjeron dos explosiones en el aeropuerto de Zaventem, situado a unos 11 kilómetros al noreste de Bruselas, en una concurrida terminal de salida de vuelos, cerca de los mostradores de facturación.

El primer ministro belga, Charles Michel, condenó los atentados y los calificó como “ciegos, violentos y cobardes”. “Temíamos un atentado terrorista y sucedió", dijo Michel en una conferencia de prensa en la que pidió a la población "tranquilidad y solidaridad". Y continuó: “Es un momento trágico, un momento negro" para el reino, afirmó el primer ministro. (Vea: Las impactantes imágenes de los atentados terroristas en Bélgica)

Según confirmaron fuentes oficiales a medios belgas, las dos explosiones del aeropuerto provocaron al menos 11 fallecidos. Inicialmente se informó que el número de muertos en estas detonaciones había sido de 13.

Por otro lado, el atentado en la estación de metro, ubicada en el barrio donde se encuentran la mayor parte de las sedes de las instituciones europeas, ha dejado al menos diez muertos y un número aún no determinado de heridos.

El fiscal del tribunal de primera instancia de Bruselas ha confirmado que las explosiones en el aeropuerto de Zaventem se debió a un atentado suicida, según la RTBF.

Suspenden vuelos

Medios belgas aseguran que tras las explosiones en el aeropuerto se produjo una densa humareda que atravesaba los cristales rotos de la terminal, que era abandonada por los viajeros de forma precipitada.

Poco después, otra explosión sacudió la estación de metro de Malbeek, una zona administrativa de la capital europea muy concurrida a esa hora. Este último atentado provocó que toda la red de transporte público de la capital europa quedara bloqueada.

El ministro del Interior belga, Jan Jambon, señaló, en declaraciones a la radio belga, que eran previsibles este tipo de acciones tras la detención en Bruselas el pasado viernes de Salah Abdeslam, el yihadista al que se atribuye la autoría logística de los atentados del pasado 13 de noviembre en París.

Bélgica ha elevado al nivel máximo la alerta por riesgo de atentado terrorista tras las explosiones, según Jambon, e indicó que la prioridad en este momento "son las víctimas y la seguridad" en la zona.

Agencias de noticias en ese país informan que en el aeropuerto se escucharon varios disparos antes de las detonaciones y se oían gritos en árabe.

El primer ministro belga, Charles Michel, aseguró por su parte que el gobierno está "siguiendo la situación al detalle, con absoluta prioridad en ayudar a las víctimas y destinar todos los esfuerzos para atender las necesidades en el aeropuerto".

 

Bomberos asisten a la estación de metro de Maalbeek. Foto: EFE

Fuentes de belgocontrol, el organismo que regula la navegación aérea civil en Bélgica y Luxemburgo, informaron que el aeropuerto ha sido cerrado y la mayoría de los vuelos han sido desviados a otros aeródromos de la región. (Además: Yihadista se arrepintió de inmolarse en los atentados de París)

Las autoridades han pedido a la población que no vayan a la zona del aeropuerto de la capital europea.

Algunos medios señalaron que las explosiones en el aeródromo han afectado especialmente a los mostradores de salida de la compañía estadounidense American Airlines, donde había en ese momento decenas de personas.

Otras grabaciones tomadas por algunos usuarios y colgadas en las redes sociales muestran la destrucción causada en un área de la terminal de salida del aeropuerto, donde se pueden ver decenas de paneles caídos y cristales rotos en una zona que ya ha sido controlada por las fuerzas de seguridad.

En la zona próxima a la estación de metro de Malbeek donde se produjo la explosión, testigos describieron el caos provocado en esta área administrativa de la ciudad muy transitada a primera hora de la mañana.

Los aeropuertos de Fráncfort y varios aeródromos franceses han reforzado la vigilancia en sus instalaciones tras las explosiones en Bruselas, que han causado múltiples cancelaciones de vuelos en los aeropuertos europeos.

EFE y AFP