Archivo

ONU lanzó alerta por aumento de violencia común en el posconflicto

Habría disputa entre grupos que buscarán apoderarse de las rentas ilegales que dejarían las Farc.

notitle
21 de marzo 2016 , 10:51 p.m.

“Los grupos armados posdesmovilización y actores conexos socavan constantemente los derechos humanos y la seguridad ciudadana, la administración de justicia y la construcción de paz, incluyendo la restitución de tierras. La desarticulación de grupos que mantienen control sobre tierras despojadas a través del uso de la violencia o las amenazas, constituye un desafío permanente para la paz”.

Esta es una de las advertencias que están consignadas en el más reciente informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Colombia, el cual reconoce avances en este campo pero lanza algunas alertas.

Para este organismo, que hace público su informe este lunes, es necesario que el país se prepare para enfrentar las fuerzas ilegales que buscarán apoderarse de los espacios que dejen las Farc tras la firma de la paz, ya que existe un evidente interés por controlar los negocios ilícitos que inevitablemente quedarán tras el fin del conflicto.

“Conforme a la experiencia internacional, es posible prever que el fin de las hostilidades y la desmovilización de la guerrilla podría generar vacíos de poder y disputas por controlar las rentas ilícitas (ganancias derivadas del narcotráfico, extorsión, trata de personas, prostitución, minería, captura de recursos estatales, entre otras)”, enfatizó el documento.

De hecho, esta oficina de las Naciones Unidas deja en claro que se hace evidente que hay sectores que impulsan el accionar de esos grupos ilegales que quedarán o surgirán tras la firma de la paz, debido a que tienen interés en evitar que un escenario de posconflicto les reste poder e influencia en las zonas donde operan.

“Diversos intereses locales y grupos que se oponen a los cambios que promueve el proceso de paz ya están empleando la violencia y la intimidación para proteger sus intereses, sin una respuesta estatal suficientemente efectiva”, advirtió esa oficina de la ONU.

Otro de los temas analizados en el informe es la necesidad de dar una mayor capacitación en derechos humanos a la Fuerza Pública para evitar que, tras la firma de la paz, se puedan presentar inconvenientes.

POLÍTICA