Archivo

Le apuestan a continuar con el clásico del fútbol paisa

A los responsables se les prohibirá el ingreso al Atanasio y a cualquier otro estadio del país.

notitle
21 de marzo 2016 , 07:33 p.m.

A pesar de las riñas que se presentaron el domingo pasado en el estadio Atanasio Girardot, entre las hinchadas del Deportivo Independiente Medellín y el Atlético Nacional, el clásico del fútbol paisa continuará realizándose.

Según información de la secretaría de Seguridad, el primero incidente ocurrió minutos antes del partido, cuando hinchas de Nacional, que estaban ubicados en la tribuna Oriental, les robaron a las barras del Nacional unas banderas y trapos alusivos al equipo.

El segundo altercado se presentó a las afueras del estadio. Según algunos testigos, al terminar el partido varios aficionados de Medellín tuvieron una discusión.

En los dos incidentes la Policía Metropolitana reaccionó inmediatamente. En el presentado dentro del estadio, los hinchas del Nacional fueron expulsados del recinto.

Ante estos hechos, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, fue contundente al señalar que la fiesta del fútbol no puede ser opacada por unos pocos desadaptados sociales que con su mal comportamientos ponen el peligro a toda la ciudadanía.

“No vamos a tolerar que los violentos se adueñen de los espacios deportivos, ni de la ciudad. La decisión es muy clara, no puede ser que por actitud vandálica de algunos se castigue a los demás, por lo que le apostamos a los clásicos”, aseguró el mandatario.

Por eso, dijo Gutiérrez, la única medida que la Alcaldía tomará a partir de ahora es juntar los esfuerzos de las autoridades competentes para que el peso de la ley recaiga sobre estas personas.

El CTI de la Fiscalía Nacional, la Policía Metropolitana y la Alcaldía de Medellín, adelantan la identificación de los responsables de los actos violentos, tanto por fuera como por dentro del estadio.

Para esto, las autoridades cuentan con las grabaciones de las cámaras de seguridad y con algunos testigos presenciales, que durante el pasado fin de semana confirmaron los hechos.

Las investigaciones preliminares señalan además que el primer inconveniente fue ocasionado por un pequeño grupo de disidentes de las barras del Atlético Nacional, llamados 'La más fiel' o 'Los rebeldes'; la segunda, fue entre miembros de la barra 'La resistencia', del Medellín.

Con estas pruebas, hasta ahora, han sido individualizadas ocho personas, que serán dadas a conocer por la Alcaldía a la opinión pública.

“Estas personas serán castigadas, pues a quien no cumpla la norma le caerá el peso de la ley. Lo más fácil sería cerrar estadios, pero sabemos que en lo que tenemos que avanzar es en una cultura de la paz y la tolerancia”, dijo el alcalde.

La sanción –explicó Gutiérrez– será la prohibición de volver a entrar al estadio Atanasio Girardot y a cualquier otro recinto deportivo vinculado a la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), además de una posible multa por los perjuicios presentados.

“El problema de la ciudad y del país es la convivencia, pues un 30 por ciento de homicidios se da por intolerancia. Tenemos claro que el tema va más allá del futbol, pues entre nosotros nos estamos matando”, agregó el alcalde.

MEDELLÍN