Archivo

La Semana Santa infantil en Pereira, al paso de los Falla

Desde hace ocho años, la familia Falla Bermúdez lidera las procesiones que protagonizan los niños.

notitle
20 de marzo 2016 , 01:22 p.m.

Tomás, el hijo más pequeño de Javier Falla y Claudia Bermúdez, era un niño de brazos cuando participó en su primera Semana Santa infantil en Pereira.

La pareja le mando hacer la túnica y el capirote (gorro en forma de cono) como hace 28 años los padres de Javier lo hicieron para que el entonces estudiante del colegio Salesiano de Dosquebradas (Risaralda) e integrante del grupo 8 Zulú de los Scouts cargara el paso de San Juan Tadeo en la procesión del Viernes Santo en Pereira.

Han pasado 10 años y Tomás está listo para los actos y procesiones de estos lunes, martes y miércoles santos en Pereira. Pero él no será el único de los Falla Bermúdez que revivirá la tradición de la Semana Santa infantil en la Catedral Nuestra Señora de la Pobreza. Johan, de 17 años, Santiago de 15 y Laura de 12, los otros hijos de Javier y Claudia, acompañarán al pequeño Tomás en los diferentes actos y procesiones (ver recuadro).

“Cuando cada uno de los niños aprendió a caminar comenzó a hacer a pie el recorrido de las procesiones, así sea por siete, seis o cinco cuadras, hasta que se cansaban”, contó orgulloso Javier.

Los cuatro niños Falla Bermúdez y sus dos primos, Diego Fernando y Valentina Ocampo Falla, los hijos de Claudia, la única hermana de Javier, también harán parte de las celebraciones.

La Semana Santa infantil de la Catedral de Pereira surgió hace 10 años por iniciativa del padre James Restrepo, quien le propuso al párroco del principal templo católico de Pereira, Aníbal Hurtado, hacer una Semana Mayor para los niños con unas imágenes religiosas que él tenía en el colegio La Anunciación.

Hoy la Semana Santa infantil de la catedral tiene 33 imágenes y durante cada uno de los tres días, participan cerca de mil niños.

Los Falla están encargados de cargar los pasos de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, el lunes; la primera estación, Jesús condenado a muerte, el martes, y el de María Salomé, el miércoles.

“Los niños serán los adultos que mantengan viva la tradición”, comentó Javier quien ya está en Pereira con su familia para hacerse al frente de la organización de los pasos.

Y es que la distancia no ha sido problema para que los Falla estén en la Semana Santa infantil. Por razones labores, Javier y Claudia se trasladaron hace 13 años a Bogotá con sus dos hijos mayores Johan y Santiago. En la capital del país nacieron Laura y Tomás.

Javier contó que participará en la Semana Santa infantil de Pereira, “hasta que el cuerpo me lo permita”, y que cuando ya no lo pueda hacer, quiere comenzar a recorrer con su familia, año tras año, los lugares del país donde se celebra con más fervor la Semana Santa.

Fernando Umaña Mejía
Corresponsal de EL TIEMPO
Pereira