Archivo

Iglesia espera liberación de Villar Ortiz este domingo

El Arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve está en la comisión que lo recibirá.

19 de marzo 2016 , 12:57 a.m.

 Este fin de semana se espera la liberación del cabo segundo Jair de Jesús Villar Ortiz, secuestrado por el Eln en febrero pasado. El anuncio lo hizo el Arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, quien dejó a un lado los preparativos de la Semana Santa para viajar este viernes a Bogotá e integrarse a la comisión que recibirá al militar.

“No sabemos las coordenadas exactas donde se encuentra, pero el Eln opera por el centro-oriente colombiano. Esperamos este domingo, si el clima lo permite, entregarlo al Ejército y a su familia. Su esposa vive en Ibagué y sus hermanas, junto a su mamá, ya muy anciana, están pendientes en la población de Astrea, en el Cesar”, comentó el Arzobispo de Cali, quien junto al padre Darío Echeverry, de la Conferencia Episcopal, viajó a recibir al cabo segundo, en compañía de una comisión de la Cruz Roja Internacional.

A comienzos de febrero, cuando se desplazaba en una motocicleta, vestido de civil y sin armas, el cabo segundo Jair de Jesús Villar Ortiz fue secuestrado por el Eln en la vereda El Diamante, corregimiento de Segovia, en Antioquia. Zona donde esa organización guerrillera atentó contra la planta de energía eléctrica Doña Teresa.

El Arzobispo de Cali confía en que el conflicto armado en Colombia termine y en que se abra una mesa de negociación para el Eln y las Bacrim.

“Confío en la voluntad del pueblo colombiano para exigir que no haya otro camino, sino la superación del conflicto armado, la subversión y la superación de las violencias que están golpeando la vida y la seguridad del pueblo. Hay que buscar apoyo para esas poblaciones como las del Pacífico, Chocó y Putumayo que ya están viviendo un cese unilateral del fuego por parte de las Farc. Nos claman que les ayudemos para que no se dé un paso atrás, se pase a un cese bilateral y cese el conflicto”, dijo el Arzobispo.

Llamó a pensar en las comunidades que habitan en los territorios de guerra.

“Espero que Colombia las apoye y apoye las mesas de diálogo donde estén todos, que se abra para el Eln y, posiblemente, se abra las de las Bacrin. Esperamos que el Estado garantice el camino a la civilidad. Muchos creen que apoyar estas poblaciones es apoyar al Gobierno actual, o las Farc, o al Eln. No se trata de apoyarlos a ellos, sino a las poblaciones que no quieren un día más de guerra en sus territoritos, escenarios de brutalidad, justo ahora que saben lo que es un cese de fuego”, dijo el Arzobispo de Cali, quien junto a los obispos de Quibdó, Arauca, Tibú e Istminas, integran la comisión de la Iglesia que ayuda en este proceso de acercamiento al Eln.

Precisamente, un compromiso con la paz de Colombia será el llamado de la Iglesia en esta Semana Santa. ‘Les traigo la Paz’, será el grito del Domingo de Pascua, dice el Arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve.

El pastor de los caleños se pregunta si será cierto de que en Colombia todos queremos la paz.

“Quién no la va a querer. ¿O será uno de esos autoengaños a que nos acostumbran y nos acostumbramos para que cada quien siga con lo suyo y nunca nos comprometamos a participar de lleno en lo que tiene que ver con todos?”, dice Monseñor.

“Pongo de presente la necesidad de tomar una decisión histórica, personal y comunitaria, social y política, que es la de la responsabilidad moral de cada persona con su país, con el sentido de Nación, más allá de cualquier diferencia”, dice Monseñor.

CALI