Archivo

'Baños Roma', boxeo y violencia en Ciudad Juárez

Se inspira en el campeón 'Mantequilla' Nápoles para contar la situación social de esa ciudad.

notitle
18 de marzo 2016 , 07:49 p.m.

Empieza la función. No hay telón. En el escenario solo aparecen cuatro mesas y una gran pantalla en la que se van proyectando algunos dibujos a lápiz. Suenan los acordes de un saxofón y un grupo de actores empieza a desmenuzar su experiencia en Ciudad Juárez (México). Dicen que hacía frío, que no les da el tiempo para contar todo lo que les pasó y que en esa población que fue azotada por la violencia del narcotráfico vive un excampeón mundial de boxeo, José ‘Mantequilla’ Nápoles.

Cuentan que uno de los lugares preferidos del pugilista era Baños Roma, un gimnasio en el que se formaban otros pegadores y que también le da nombre a esta obra que el grupo mexicano Teatro Línea de Sombra está presentando en el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, bajo la dirección de Jorge A. Vargas.

En su tiempo de fama y triunfos por nocáut, la figura de ‘Mantequilla’ Nápoles causó tal fascinación que el autor argentino Julio Cortázar escribió el cuento 'La noche de Mantequilla', en el que narró las oscuras situaciones de la pelea contra su compatriota Carlos Monzón en París. “En esa pelea lo hacen pedazos a ‘Mantequilla’, él no estaba preparado para ello; es más, no se quiso preparar –cuenta Alicia Laguna, una de las actrices–. Ya se sabía casi de antemano que esa pelea estaba arreglada y a partir de ahí viene su caída, su debacle, su ocaso”.

Su ocaso, palabra poderosa para todo este proyecto sobre el Campeón, como se refieren los actores todo el tiempo a ‘Mantequilla’. Laguna cuenta que el disparador de todo fue un artículo que el director del montaje se encontró en el periódico 'La Jornada' en el 2009, que no solo mencionaba el cuento de Cortázar sino que informaba que el Campeón estaba vivo y habitaba en Ciudad Juárez.

“Para empezar, la sorpresa fue: ¿¡cómo que vive todavía ‘Mantequilla’ Nápoles!?... En esos momentos, cualquiera se hubiera podido preguntar: ¿qué haces en Ciudad Juárez?, un lugar totalmente azotado y devastado en aquellos momentos. Entonces, inevitablemente vamos allí y creo que en eso la pieza adquirió otra dimensión”.

Los integrantes del grupo hicieron varias visitas a Ciudad Juárez, en las que el objetivo primordial era encontrar al Campeón, que estaba muy desgastado físicamente, no solo por las secuelas de ese deporte de tanto impacto físico, sino porque sufría de varias enfermedades en aquel momento. Lo encontraron en Baños Roma y decidieron proponerle un intercambio: ellos estarían a su lado para conocer su vida, sus amigos, la gente con la que compartía su tiempo, y en contraprestación remodelarían ese gimnasio que estaba en ruinas.

Jorge León sale al escenario vestido como un boxeador. / Foto: Archivo particular.

“Nos parecía que era una acción vital, se trataba de revivirlo de alguna manera. Aunque él ya no pudiese ir al gimnasio a dar clases, no importaba. El caso es que volvía a ser un espacio que tenía que ver absolutamente con él, con esa memoria de cuando llegó allá, de cuando formó a una serie de boxeadores jóvenes, cuando aquello era otro Juárez”.

El Campeón se convierte en un reflejo de lo que significaba vivir en Ciudad Juárez, porque puede que en aquel momento él fuera intocable, que se pudiera sentar en su silla mecedora en la entrada de su casa sin que le pasara nada, pero aquel era casi un pueblo de espectros.

“Era un Juárez devastado y en ruina, ya no eran los años 2009 a 2011, pero sí 2012, cuando evidentemente lo que sí vivías era una ciudad donde poca gente caminaba, estaba en las calles, había muchas casas abandonadas y un exilio de 200 y tantas mil personas –reflexiona Laguna–. Era un Juárez que los juarenses ya querían ver de otra manera, con una gran esperanza, pero todavía algo subyacía y eso fue lo que empezamos a detectar”.

'Baños Roma' surge como una pieza que tiene como espina dorsal la vida del boxeador humilde que salió de su natal Cuba y se instaló en México para alcanzar la gloria momentánea, y además va mostrando diferentes momentos del esplendor que tuvo Juárez en los años 60 y 70, y también los efectos que tuvieron en la ciudad los enfrentamientos sangrientos de los carteles mexicanos.

El gran atractivo de la pieza está en romper los límites de la representación tradicional y hacer una mezcla de varios recursos, como videos, sacos de boxeo, pequeños detalles y documentos históricos que dan cuenta de la vida de ‘Mantequilla’. Con ellos se crea un fresco de la cotidianidad de esa ciudad, una especie de gran crónica en primera persona en la que también se narran las experiencias de los actores en sus diferentes visitas.

Es un formato que atrapa por su aparente sencillez, pero que en realidad es impulsado por un complejo y preciso mecanismo de acciones escénicas en el que no solo participan los intérpretes, sino un grupo de apoyo técnico que se puede ver en el escenario y hasta un grupo de corridos mexicanos que aparece en una de las escenas.

“Después de mucha discusión sobre la concepción, llegamos a la conclusión de que lo que había ahí era la experiencia que vivimos y la única manera de hablar de ella era justo diciéndolo y nombrándolo así”, dice Laguna sobre el montaje, que fue escrito por Vargas junto a Eduardo Bernal y Gabriel Contreras, y en el que también actúan Zuadd Atala, Malcom Vargas y Viany Salinas.

En esa apropiación personal del relato, una de las experiencias que más llaman la atención es la de Jorge León, uno de los protagonistas, a quien hace varios años, y por puro accidente, el director de la pieza se encontró en un taller de Puebla y le empezó a contar los pormenores de su nuevo proyecto. La reacción de León fue decirle que tenía una fotonovela que su mamá le dio y en la que ella interactuaba con Nápoles. La misión del actor fue entonces llegar a Juárez para mostrarle a ‘Mantequilla’ esa pieza histórica.

Alicia Laguna es una de las protagonistas de esta obra que dirige Jorge A. Vargas. / Foto: Archivo particular.

“Cuando se la mostró, por supuesto ‘Mantequilla’ no supo de qué le estaba hablando; primero fue toda la expectativa y luego la gran decepción porque no se acordaba de nada. ¡Qué se iba a acordar!”, recuerda ahora Laguna sobre León, quien es de alguna manera el reflejo del Campeón en el escenario, ya que sale con vestimenta de boxeador y se prepara todo el tiempo para una pelea que nunca llega.

Todo el montaje es una especie de rompecabezas que el espectador debe ir llenando en su mente, pues el texto no revela situaciones específicas de violencia, sino que las convierte en metáforas. “Todo es interpretación finalmente. Los costales, entonces, pueden ser los tubos de los prostíbulos o lo que quieras ver ahí. No hablamos de las muertes de Juárez, pero ahí hay una mujer que de pronto cae al piso en medio de eso. No hablamos de tales o cuales signos de esa ciudad, pero están en el video tomado con una cámara movida...”.

Además de ‘Mantequilla’, también se mencionan a sus amigos más cercanos: el dueño de pescadería, su mecánico y todas esas personas que en alguna ocasión se quisieron sacar una foto con el campeón. Además se cuenta cómo en esa ciudad de ‘atardeceres rojos’, la música de los bares se fue apagando y las fiestas ya no podían ser públicas, sino que se tuvieron que trasladar a la privacidad de las casas.

Cuando los artistas regresaron a Juárez para mostrarles a sus habitantes el proyecto finalizado, la reacción fue muy emocionante, asegura Laguna. “‘Mantequilla’ la vio varias veces y era bastante consciente de todo el asunto, hasta reaccionaba en ciertos momentos desde su cuerpo de púgil. Los juarenses estaban agradecidos porque hablamos de su ciudad en todos esos matices”.

El proceso de 'Baños Roma' es similar al de 'Pequeños territorios en reconstrucción', que Teatro Línea de Sombra también presentará en el Iberoamericano y que se centra en la Liga de Mujeres Desplazadas, un grupo de víctimas del desplazamiento que, con la ayuda de una abogada y una activista de derechos humanos, levantaron su ‘propia ciudad’ con 98 pequeñas casas en la población de Turbaco, cerca de Cartagena.

El grupo conoció la historia gracias a un artículo publicado en una edición especial de la revista mexicana 'Proceso', titulado ‘Mujeres heroínas’. “Nos cautivó mucho esa reacción que tuvieron esas mujeres dentro de todo este contexto de violencia que vivimos tanto allá como acá en diferentes épocas o momentos”, cuenta Laguna.

Vargas y Zuadd Atala, bajo la dirección de Vargas, emprendieron un proceso que también usa técnicas del teatro documental para contar no solo cómo esa Liga de Mujeres logró crear su propia urbanización, sino cómo ven el futuro. “Ahí surgen esos cuestionamientos de qué fuimos a hacer a ese lugar y qué es lo que significa la bondad, qué significa hacer el bien y qué es para uno la justicia, si existe o no”, finaliza Laguna.

Funciones

‘Baños Roma’: Hoy, 3:30 y 8:30 p. m. Mañana, 3:30 y 6:30 p.m. Casa del Teatro Nacional. Carrera 20 No. 37-54. ‘Pequeños territorios en reconstrucción’: 22 al 24 de marzo, 8:30 p. m. Teatro Libre del Centro. Calle 12B No. 2-44.
Boletas: 75.000 pesos. Informes: http://es.festivaldeteatro.com.co/

En Twitter: @YhoLoaiza