Archivo

La Filarmónica de Viena y su concierto magistral en Colombia

Una de las orquestas de música clásica más importantes del mundo se presentó en el Teatro Mayor.

notitle
18 de marzo 2016 , 04:05 p.m.

En un hecho sin precedentes, la Orquesta Filarmónica de Viena ofreció, por primera vez en Colombia, un concierto en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo el pasado 5 de marzo. Esta sala ha hecho posible lo que hace unas décadas era impensable en nuestro país: que vinieran los mas grandes exponentes de la música a este rincón del planeta.

Ahora, estas presentaciones son más frecuentes y variadas, como también ha sucedido en los terrenos del jazz y el rock. El concierto enmarcó el restablecimiento de la misión diplomática de Austria en Colombia y contó con la presencia del presidente de ese país, Heinz Fischer.

Austria es un país relativamente pequeño y respetuoso de sus tradiciones. La música es una de las más valoradas por sus habitantes, que sueñan todos con ser directores de orquesta o con que sus hijos hagan parte del coro de niños cantores de Viena. Allí circula un chiste que dice que para conseguir boletas para oír a la Filarmónica toca esperar que se muera alguno de los suscriptores, factores que nos dan una idea de la importancia de esta institución fundada en 1842 por Otto Nicola.

El concierto empezó con los himnos de Colombia y Austria y continuó con el 'Preludio de Parsifal' y el 'Encantamiento de Viernes Santo', dos obras del alemán Richard Wagner, en las que se destacó el trabajo de la sección de cuerdas de la orquesta. En ellas, este compositor hace gala de una orquestación enorme, logrando un sonido expansivo y cautivante.

En la segunda parte tuvimos oportunidad de escuchar una contundente versión de la 'Sinfonía en Si bemol Manfredo', del ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, obra que causó particular impresión en el público, sobre todo en el tercer movimiento, cuando los súbitos estruendos de la percusión hicieron saltar a más de un asistente de su silla.

La dirección estuvo a cargo de una figura deslumbrante del mundo sinfónico, el ruso Valery Gergiev, director artístico del Teatro Mariinsky, una institución musical rusa muy influyente en la escena clásica. No cabe duda de que estas visitas dejan huella en nuestro país y generan reflexiones sobre el quehacer musical colombiano en el plano mundial, en el que actualmente se destacan algunas puntas de lanza como el director Andrés Orozco y el cantante Valeriano Lanchas. Danke schön.

ÓSCAR ACEVEDO
Músico y crítico musical
acevemus@yahoo.com