Archivo

Susto por incendio de bus en el peaje de Tuta

El vehículo se incineró, no hubo heridos, pero sí millonarias pérdidas.

notitle
18 de marzo 2016 , 09:35 a.m.

Aunque el incidente pudo convertirse en una tragedia teniendo en cuenta que el vehículo transportaba pasajeros y que por el lugar transitaban más carros en ese momento, incluidos carrotanques con combustibles, las pérdidas son solo económicas.

Por lo menos a 500 millones de pesos ascienden las pérdidas registradas en el incendio de ayer en el que un bus quedó incinerado en el peaje de Tuta.

Eran las 4:20 de la mañana cuando el vehículo 2270, afiliado a la Cooperativa de Transportes Simón Bolívar (Contransbol) y perteneciente al servicio Concorde, presentó la emergencia.

“Las autoridades investigan lo que ocurrió, pero inicialmente podemos decir que, al parecer, se originó un corto circuito en la parte trasera del vehículo que provocó el incendio”, dijo el teniente Darío Pedreros, comandante de Bomberos en Tunja.

El vehículo se quemó en medio de las casetas 7 y 8 del peaje y de paso se incineró la primera de estas, las lámparas y el techo de ese tramo del peaje que pertenece a la concesión de Solarte y Solarte.

Los esfuerzos de una máquina extintora de los bomberos de Cómbita y de dos máquinas más de los Bomberos de Tunja, no fueron suficientes para salvar el vehículo que se quemó en cuestión de minutos.

El bus que había salido a las 11:00 de la noche del miércoles del terminal de Yopal, con destino a Bogotá, transportaba 27 pasajeros que salieron ilesos.

Por seguridad, el peaje permaneció cerrado durante varios minutos mientras los bomberos controlaron la emergencia.
Ahora inicia el proceso del propietario del vehículo para hacer efectivas las pólizas y seguros que paguen los 450 millones en que estaba avaluado el carro último modelo que se dio como pérdida total.

Contransbol es una de las empresas de transporte público de pasajeros más antiguas del país y tiene cerca de 150 vehículos como este que a diario prestan su servicio por las carreteras de Colombia.

Redacción
BOYACÁ SIE7E DÍAS