Archivo

Warriors, en camino de ser el mejor de la historia de la NBA

El sensacional equipo de Golden State rompe registros partido tras partido.

notitle
17 de marzo 2016 , 09:45 p.m.

De a poco van quedando atrás los nombres de Wilt Chamberlain, ‘Magic’ Johnson, Michael Jordan o Kobe Bryant, varias verdaderas leyendas e íconos del baloncesto de la NBA, porque hoy Warriors de Golden State reescribe la historia: rompe, partido tras partido, una a una las marcas que no se ponían en duda. ¡Este equipo no tiene rival!

Comandado por el base Stephen Curry, quien ha revaluado la forma de jugar al baloncesto, en donde él no solo asiste o tiene efectividad en sus lanzamientos desde el perímetro del maderamen, sino que ayuda a las transiciones rápidas en la ofensiva, dribla con calidad, esconde el balón y hace pases filtrados, Warriors tiene una marca, al cierre de esta edición, de 61 triunfos frente a 6 derrotas. Este equipo californiano se encuentra ad portas de ser uno de los mejores en la historia de la NBA y, por qué no, el mejor.

Superando el récord de más victorias seguidas en condición de local (44) que tenía Bulls de Chicago en la temporada 1995-96, siendo una de las mejores escuadras de todos los tiempos, Warriors comienza a citarse con la historia y tiene ahora en la mira batir el registro de 72-10 (72 triunfos y 10 derrotas) para ingresar al Olimpo de la NBA.

¿Mejores que Bulls?

Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green están por dejar en el camino a Michael Jordan, Randy Brown y Scottie Pippen, diez años después de que ellos ganaran la NBA al vencer por 4-2 a SuperSonics de Seattle, imponiendo números que hasta hoy parecían intocables.

Ya entender su estilo de juego está de más; solo hay que sentarse a disfrutar. El sistema motion offense pierde análisis cuando Warriors, partido tras partido, lleva su juego a niveles excelsos, rota a sus jugadores y aun así no bajan sus estadísticas.

Además, tiene a un Stephen Curry que hace ver mal a cualquier defensa que lo enfrente. Es un jugador descomunal.

“La razón del buen momento de Warriors es que no es un equipo con jugadores que hacen lo suyo por su lado, sino que es una unidad. Su plantilla es muy versátil, de primera categoría, y además son basquetbolistas insignia. Ningún equipo en la NBA tiene jugadores como Stephen Curry, Klay Thompson, Harrison Barnes o Andrew Bogut. Son muy hábiles”, le dijo a EL TIEMPO Stu Jackson, exjugador de Knicks de Nueva York y ahora comentarista de TV.

Stephen Curry (izq.) y Draymond Green (der.) celebran uno de los triunfos conseguidos por Warriors de Golden State en la NBA, donde mandan con comodidad. / AFP

Sin embargo, Bruce Bowen, campeón de la NBA en tres oportunidades con Spurs de San Antonio, en charla con este medio, reconoció que no hay que pensar mucho en el porqué del momento de Warriors, cuando se puede ver que es un equipo que no piensa mucho sino que sale a divertirse en el campo.

“Es un gran año para Warriors de Golden State. Están muy felices con sus códigos. Cuando estás así con los juegos, no piensan en nada más. Ellos no están pensando mucho, solo están jugando y así la mentalidad está libre. Cuando las estrellas de la NBA piensan mucho, no les va bien. Lo digo yo por mi experiencia”, afirmó Bowen.

Warriors ha enfrentado en esta temporada a sus rivales sin tener piedad con ellos. Han sido varias las palizas, pero las más sonadas fueron contra Lakers de Los Ángeles cuando ganaron 111-77, frente a Spurs de San Antonio con un contundente 120-90, y la apabullante victoria 132-98 sobre Cavaliers de Cleveland, la formación que le puede pelear el título.

Jordan vs. Curry

“Es un equipo con mucha seriedad, con un excelente juego y grandes capacidades; por eso, es un equipo especial en la NBA. Han obtenido resultados muy rápidos y han hecho que los equipos que los han enfrentado se vean inferiores y tengan temporadas irregulares”, enfatizó el exjugador Stu Jackson.

Precisamente, si el equipo de Golden State entra a romper una marca es la de Bulls. En un comparativo que hizo el canal ESPN de los números de Michael Jordan, líder y figura del equipo de Chicago en esa corona de 1995-96, y Curry se puede ver que al final de los primeros 60 encuentros de la temporada regular de la NBA, las estadísticas de ambos son muy parecidas y las diferencias, minúsculas.

Jordan vence a Curry en puntos por partido. El exjugador de Bulls tenía en esta instancia de la temporada un promedio de 30,9 y el californiano, de 30,7. Sin embargo, el base de Warriors tenía una efectividad de tiros de campo del 51,4 por ciento, contra 49,6 por ciento de Jordan.

En cuanto a las asistencias por encuentro, Stephen Curry tenía 6,6, contra las 4,5 de Michael Jordan. Finalmente, en cuanto a los rebotes, quien vistió la camiseta ‘23’ de Bulls de Chicago acumuló 6,3 por juego, y el ‘30’ de Golden State, 5,3.

Algunos atrevidos, ¡sí, porque son atrevidos!, intentan comparar o poner a Curry por encima de Jordan como el mejor de la historia de la NBA. Personalmente, Stephen podría estar en ese camino, pero todavía le faltan muchas batallas por dar en la NBA para alcanzar este legado. Además es comparar peras con manzanas, pues las condiciones y posiciones de ambos son diferentes.

“En referencia al duelo entre Curry y Jordan, pienso que cada uno presenta momentos en los que se ha destacado. Actualmente no se puede considerar que uno es mejor que el otro. Hoy en día no se deben comparar”, analizó Antonio Lee Davis, exjugador de Pacers, Bulls y Knicks.

Sin embargo, Bowen afirmó que ambos luchan por no detenerse y quieren ganar siempre. Añadió que Michael Jordan era más individualista a la hora de conseguir los títulos, y Curry, en cambio, juega más en equipo.

“Michael Jordan es muy distinto a StephenCurry. El ex-Bulls no era tan buen compañero. Él quería triunfar a cualquier precio, así fuera solo. Stephen es como un niño en el mercado de dulces y es más colectivo. Sin embargo, ellos dos piensan siempre en ganar. Cuando tú no ganas, el año próximo lo quieres hacer”, comentó.

La magia de Curry

Si alguien pregunta por el buen momento de Warriors, la respuesta de algunos es Stephen Curry, y tal vez no se equivocan. El base de 27 años logró un registro individual histórico en la NBA. Superó los 300 triples en la temporada regular, único jugador que lo ha hecho y además se batió a sí mismo. En el 2014-15 llegó a los 286, y en el 2014-15, a 272. Una máquina descomunal a la hora de lanzar desde el perímetro o desde mitad de cancha.

Y en sus declaraciones queda que él piensa en Warriors como conjunto y no en sus números individuales. “Hemos logrado una marca histórica y por lo tanto especial. Ahora pensamos que llegar a las 72 victorias al concluir la temporada está al alcance”, declaró.

Para Bruce Bowen, la motivación que tiene Curry por revalidar su condición de Jugador Más Valioso lo llevó a un nivel extraordinario. “Stephen es muy especial. Él está muy bien. Es de las grandes estrellas. Este año es más agresivo que el año pasado porque quiere revalidar el trofeo de MVP. Hay semanas en las cuales tiene 40 puntos por partido. ¡Ay, Dios mío, es increíble!”.

Cabe destacar que, a diferencia de lo que algunos piensan, Curry no solo aparece en momentos decisivos para llevar a Warriors a un triunfo con espectaculares canastas de tres puntos. También es quien organiza la sinfónica de Golden State para que suene afinada y triunfe noche tras noche.

Si hay dos estrellas rutilantes en el baloncesto actual de la NBA son Stephen Curry, de Warriors de Golden State, y LeBron James, de Cavaliers de Cleveland. Sus juegos perfectos, la efectividad a la hora de encestar, el dribleo y manera de comandar a sus equipos en todos los estadios, hacen que los reflectores les apunten para que ellos comiencen sus shows y los asistentes se maravillen con cada uno de sus movimientos. Es el Cristiano vs. Messi de este deporte.

Un duelo que gana el de Warriors en este momento por tener más aptitudes dentro del campo. Es por eso que en una posible final, la misma de la temporada pasada, Warriors ganaría de lejos a Cavaliers.

“Yo fui a un juego del Real Madrid y me pareció increíble ver a Cristiano Ronaldo porque es igual a LeBron. Es intenso, pero no suave tirando. Definitivamente, LeBron es como Cristiano, y Curry tiene la mitad de Cristiano y la mitad de Messi (risas)”, concluyó Bowen.

Este es el camino hacia el récord

A Warriors de Golden State le quedan 15 partidos en la fase regular de la NBA para poder alcanzar o superar la marca que ostenta Bulls de Chicago de 72-10. El equipo dirigido por Steve Kerr puede perder cuatro partidos.

Uno de sus encuentros más difíciles será cuando el próximo 19 de marzo visite a Spurs de San Antonio, su rival directo para quedarse con el título de la conferencia. Además, lo enfrentará el 7 y 10 de abril.

Trail Blazers de Portland, equipo que despedazó a Warriors con un contundente 137-105, tras una solemne actuación de Lillard, quien brilló con 51 puntos, era el rival al cierre de esta edición y lo volverá a enfrentar el próximo 3 de abril.

De resto, el equipo de Golden State no ve oponentes que le pongan difícil el camino para no superar el récord que tiene en su cabeza.

Celtics, Clippers, Pelicans, Suns, Mavericks son algunos de los equipos que intentarán arrebatarle los triunfos a Warriors e impedir a toda costa que sume victorias para que no consiga un nuevo registro histórico.

Por ahora, Curry y compañía ven muy cerca poder batir esta marca.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO